Destacada Gente |

Familia determina que tío borracho es el más capacitado para supervisar niños con fosforitos

tio

El breve concilio de mujeres de la familia Briceño, reunido en la cocina de su casa en Caracas, emitió su veredicto la noche del 31 de diciembre: sería Héctor, el tío que estaba completamente borracho desde las 2 de la tarde, el encargado de supervisar el juego de los niños con fuegos artificiales.

“Sí, chica: como todos los años, Héctor se fue a jugar softbol esta mañana a las 10, y llegó a las 2 rascaíto e’ bola. Después de armarle un peo, le dije que se fuera a dormir la curda, para que agarrara fuerzas para la noche; pero con la misma que llegó agarró otra vez para la calle, a seguir bebiendo whisky con los amigotes. Así que por mí, perfecto: pongan a ese coñoemadre a supervisar a los chamos. Para que aprenda y escarmiente” manifestó Herminia, esposa del pobre Héctor, quien dijo estar dispuesta a sacrificar dos o tres manitos de sus hijos o sobrinos si era por darle una lección “al borracho ese”.

Todas las mujeres de la familia asintieron y dieron sus razones para respaldar la decisión. “Dejar que los chamos estén allá afuera jugando solos sería una completa irresponsabilidad. Alguien tiene que acompañarlos. Que sea Héctor, que está más borracho que el carajo, porque yo no me calo esa explotadera de cosas. Después no duermo” dijo Ana María, hermana de Héctor, quien también argumentó que el olor a polvora le daña el vestido que era prestado. “Sí, chica, Héctor es perfecto para esa vaina.”

link_uva

cargando...