Destacada destacadas home Internacionales |

Infografía: Las vacaciones de Chávez

El Presidente Chávez salió de vacaciones y la está pasando muy bien, usando su bitácora y un poco de PowerPoint logramos hacer una detallada infografía de lo que han sido sus aventuras.

1 – Rusia.

Tuve un jetlag del carajo…. uno no puede pasar tanto tiempo sin viajar, se desacostumbra uno… ¡ah, cuerpo cobarde!

En Rusia me pegué una rumba brutal con Vladimir… nos bajamos 6 de vodka en una sentada.

Enratonado firmé una vaina ahí, ahora no me acuerdo si era lo de los tanques o una cosa nuclear ahí.

2 – Bielorrusia.

En Bielorrusia eché el cuento de la Semana Santa aquella, que nos bajamos 200 kilos de cochino en la finca de mi papá y creo que el traductor metió la pata, porque terminé firmando un acuerdo para darles petróleo por 200 años o algo así. De verdad, ya no hacen a los traductores como antes, pana. Le voy a pedir a Aristóbulo que me busque un cursito de bielorruso… será en el CVA.

3 – Ucrania.

A Ucrania vine a una reunión superimportante: la otra vez que vine dejé una partida de Risk por terminar, y ya tenía casi toda América del Sur. Espero que ahora si pueda meterme en otros continentes.

4 – Irán

Ahmadineyad me prometió comer los mejores shawarmas. De nuevo, siempre que voy para allá es puro comer shawarmas. Yo lo que quiero es montar un camello, disparar unas bazukas, pero bueh, shawarmas será. Lo peor es que yo creo que eso ni siquiera es la comida típica de allá, cuando vaya pa’ Venezuela lo voy a llevar a comer a los chinos de Altamira.

5 – Siria.

A Siria juré que no volvía, pero bueno, Maduro me consiguió un all-inclusive del carajo en Damasco. Allí me pasó de todo, la última vez que fui me rebotó la tarjeta, llamé a CADIVI y no me atendió nadie. El tipo del hotel se puso cómico, tuve que dejar el pasaporte como garantía en el hotel mientras iba al cajero a sacar efectivo. Cuando llegué fue todo un rollo, el pasaporte no aparecía. Tuve que pasar como 15 días esperando a que me diera la cita el SAIME, para un pasaporte nuevo. ¡Esa gente de la embajada si es lenta y caraeculo, vale! ¡Imagínate que no me querían dar el pasaporte porque dizque no hay material! ¡Coño, y eso que les habíamos mandado unas carpetas manila y unas resmas de hojas!

6 – Libia.

De Libia me gusta todo, menos las batolas de Gadafi. ¡Es como un cruce entre Lila Morillo con Carlos Santana! Pero bueno, echo un toque técnico para saludarlo, comprar algún souvenir, allí venden los AK-47 en el duty free del aeropuerto, ¡baratísimos!. Me llevo mil y sigo. ¿Se pondrán con rollos en la aduana? Bueh, le quito las etiquetas y si me paran digo que son viejos. Siempre caen.

7 – Argelia.

En Argelia, recuerdo que hace un par de años fui y las ratas esas se prendieron y me obligaron a bailar con una bellydancer… a mí, que saben que no bailo ni joropo. Bueno, al final la tipa fue super pana y me llevó el ritmo. Regresaré a ver si la consigo, porque la tipa se movía sabrosito.

8 – Portugal.

Cachitos buenos, los de Portugal, mi llave. No veo la hora de llegar: esos si que no pichirrean el jamón. No como los de “la Flor de Miraflores”, esos están rindiendo la vaina con diablitos. Cuando llegue los expropio.

cargando...