Destacada destacadas home Gente |

Top Bipolar: Viaje a la playa

En los viajes a la playa siempre está el pana que no aporta para la vaca, la chama que no deja de molestar al novio, el que vive borracho, el que se mete a la playa desnudo en la madrugada, el que no quiere cargar la cava, todo eso y más, en esta lista a continuación.

– Hay un pana loco por irse en caravana y otro que no le importa en lo más mínimo.

– Siempre está el pana que moja los cigarros.

– La novia de un pana le tiene arrechera a la novia de otro pana porque ella era novia de ese pana y la otra era la mejor amiga de la ex novia del otro pana.

– Uno de los chamos se echa una borrachera tan animal el primer día que no disfruta el resto del viaje.

– El perro de playa que lambucea comida y se echa a dormir debajo de tu silla o de tu toldo.

– Una mujer asume voluntariamente la labor de “coletear” y regaña a los que tienen los pies llenos de arena.

– Hay alguien que se aparece con una botella -seguramente robada o regalada- de un licor de almendra o naranja que nadie se toma.

– Sólo se escucha radio regional porque todo el mundo llevó iPod pero nadie llevó cornetas para iPod.

– Está el carajo que no lleva toalla porque dice que “macho no usa toalla” y al final siempre dice “¿De quién es esta toalla?” y la agarra sin permiso.

– Está el pana que apenas se baja del carro sale corriendo, se mete al agua de un salto mortal y cuando sale a la arena se empaniza todo. Por lo general suele ser el pana de la borrachera animal del primer día.

– Hay una botella de licor que se queda sin acompañante y regresa virgen, vodka sin jugo de naranja, ron sin cocacola, etc.

– Está al que le das la plata de la vaca para hacer mercado y se aparece con 14 botellas de ron, diciendo “bueno, cuerpos débiles, ¿ustedes vinieron a esta vaina a comer?”

– Están los panas que les da asco la arena.

– El rollo de coordinar para que todo el mundo se pare temprano, esté desayunado y embarcándose en el peñero a la misma hora.

– El mismo rollo anterior es el que siempre te hace decir “Más nunca vengo a la playa con tanta gente”

– Los panas que se ponen a jugar raqueta y que cuando pasan los culitos le lanzan a propósito la pelota para pegársela y buscarles conversa.

– Siempre está el cervecero pintoresco que le saca un chiste a todo y que conoce a todo el mundo.

– Siempre está el que se hace el loco y no carga la cava, suele ser el mismo que dice “Dale más allaíta, que por aquí está llena esta vaina”.

cargando...