Nacionales |

Clase media que criticaba misiones se molesta cuando le quitan la suya

mieisone

Luego de que hoy fuera anunciada en la Gaceta Oficial la reducción del llamado “cupo viajero”, sectores de la clase media manifestaron vivamente su descontento con la medida, a pesar de que ellos también critican constantemente los subsidios que reciben las personas menos pudientes en forma de misiones.

“Sigan manteniendo esos parasitos que están chupando la teta del Estado sigan. En vez de quitarle subsidios a otras cosas, no. Tienen que venir a joderme a mí”

–Carlos Espinoza

Como ya es costumbre, la contundente manifestación de rechazo se llevó a cabo en las redes sociales, cadenas de Whatsapp y en los pasillos de las oficinas donde trabaja la clase media, pues no quisieron abandonar su zona de comfort para demostrar su molestia. Pudimos hablar con Carlos Espinoza, uno de los ciudadanos más indignados con la medida, mientras despotricaba con tres compañeros de trabajo en la salita del café de una oficina de Caracas. “¿Yo? Yo lo que estoy es bien arrecho con el gobierno, dígalo. Esos carajos sí tienen bolas de verdad, quitándonos los cupos viajeros. ¡Yo no sé qué es lo que pretenden estos carajos! ¿Acaso que uno tenga que pagar un viaje al precio que es? ¡No me jodas! Pero para las misiones si tenían, ¿no? Y digo tenían porque ya ni eso. Sigan manteniendo esos parasitos que están chupando la teta del Estado sigan. En vez de quitarle subsidios a otras cosas, no. Tienen que venir a joderme a mí. El más jodido” afirmó Espinoza, visiblemente molesto.

Otra de las voces críticas ante misiones del Estado, pero defensora del subsidio a los dólares de viajero, es la de Ernesto Torrealba, un joven ingeniero de 29 años, quien manifestó su contundente rechazo entre sollozos y gritos de furia: “Ningún subsidio es bueno, pero debo aceptar que el cupo CADIVI era una cosa genial. Yo conocí el mundo gracias a eso y que ahora me lo quiten, es muy injusto. ¿Por qué no eliminan la Misión Barrio Adentro? ¿Ah? Esa no me beneficia y bastante plata que se gasta. Puro comprar votos, ¡qué arrechera! ¡Que alguien me diga que esto es una pesadilla por favor! Después de haber ido a Praga, a París, a Londres, ¿qué hago ahora con mis vacaciones? ¿Clarines? ¿Tacarigua?” dijo Torrealba, mientras revisaba la fecha a ver si no era el día de los inocentes.

cargando...