Breves Nacionales |

Malandro que roba en El Ávila se pone bueno

Subir el cerro el Ávila tiene sus rituales: trotar, respirar aire puro, comerse un heladito en Sabas Nieves y ser robado. Y es que cada vez son más los robos reportados en el pulmón de Caracas. Situación que ocasionó que Wilfredo Colmenares, malandro de 25 años, de tanto subir y bajar robando a sus víctimas que hacen ejercicios, se puso bueno.

Wilfredo, quien cual persona que hace Crossfit ahora solo habla de lo sano que es robar en el Ávila, comentó: “Verga, menor te hablo es claro. Al principió empecé a robar ahí porque era menos boleteo y bueno porque no tenia moto, pues. Pero entre robo y robo comencé a sentir como mi condición física mejoraba y aunque a veces pensé en abandonar el camino sano siempre mantuve en el coco las palabras de un entrenador que una vez robé que me dijo: ‘Cada profesional una vez fue un amateur. Cada experto una vez fue un principiante. Cada soñador una vez tuvo un sueño. Por favor no me haga nada, aquí tiene mi celular’. Esas palabras siempre me mantuvieron enfocado en lo mío y bueno hoy en día –gracias a Dios– estoy rico y me dedico a lo que me gusta. Así que les recomiendo a todos mis colegas que dejen la flojera de andar haciendo secuestros en camionetas y le den al ejercicio es lo que es para mantenerse sanos de cuerpo y mente ¿Me entiendes?” sentenció Wilfredo mientras una chama a la que le había quitado el iPhone le gritaba “¡Papi, róbame un beso!”.

cargando...