Top |

Top Bipolar: Requisitos para ser juez del TSJ

El día de ayer, la Asamblea Nacional anunció la lista de los nuevos magistrados del Tribunal Supremo de Justicia. Conseguimos para ustedes los requisitos que tuvieron que llenar estos nuevos jueces de la nación.

– Ser venezolano o venezolana por nacimiento y si posee otra nacionalidad, bueno, que sea del ALBA.

– Debe tener reconocida honorabilidad, o al menos ser capaz de aparentarla en todo momento, incluso cuando se rasque.

– Debe estar inscrito en el PSUV.

– Tener muchas ganas de comprarse una casita de playa bien chévere.

– Debe saber escribir su nombre en letra cursiva Palmer.

– Debe ser un lince en dominó.

– Haber completado el buscaminas de principiante en al menos 3 minutos.

– Los domingos debe ser capaz de aguantar las ganas de ir al baño por muchas horas (abstenerse abogados de vejiga chiquita).

– Tener un profundo conocimiento del sistema constitucional del país (o al menos haberse leído la República Bipolar)

– No tener deudas en el cafetín del Colegio de Abogados.

– Ser capaz de meterse una mandarina completa en la boca.

– Destinar al menos un 15% de sus ingresos anuales a la compra de gomina y fluxes en Montecristo.

– Tener un suéter tejido por la suegra y usarlo consistentemente.

– Tener una gavera de cerveza en la maleta del carro.

– Tener ganas de no lavar un plato más nunca en su vida.

– Eructar en silencio.

– Tener la capacidad para hacer 40 bolitas de una sola servilleta mojada con whisky.

– Mantener conversaciones largas y tendidas con el chofer.

– Decir cada vez que se rasca, que a él nadie lo jode y que si alguien quiere joderlo le echa un tiro, porque total, el que paga muerto es el pendejo.

– Tener al menos 30 camisetas, 50 franelas, 40 gorras, 35 chemises, 20 guayaberas, 10 sueters y 5 chalecos rojos.

– No haber sido llevando nunca a un parque en su infancia.

– Debe tener un letrerito en la cocina de su casa que diga “Venga de los Andes o venga de Canaima, aquí cada quien friega su vaina”.

– Tener un sobrenombre que le dé pena reconocer en público.

– Por lo menos una vez en su vida debe haberse inscrito en un gimnasio y no haber ido nunca.

– Debe tener una secretaria que salió del parasistema con 10 y que salió del quirófano con 34-D.

cargando...