Política |

Maduro se ve en el espejo y se regaña

maduroespejo2

Como parte de una serie de extraños comportamientos que ha venido presentando últimamente, el presidente de la República, Nicolás Maduro, fue protagonista de un curioso incidente, cuando pasó anoche frente a un espejo del Palacio de Miraflores y comenzó a regañarse a si mismo, ante la mirada asombrada de los presentes.

“Te pareces al vago de Miranda, tendré que nombrar un protector de Venezuela, Jaua se va a emocionar bastante”

–Nicolás Maduro

De regreso a su oficina, luego de matar el antojo que tenía de comerse una arepa con caviar y mantequilla de maní, Maduro caminó por el Salón de los Espejos; allí, el casual reflejo que ocasionó fue el blanco de su ira y sus críticas. “Pero bueno, chico, ¿por qué lo estás haciendo tan mal? Pareces tarúpido, que es una mezcla de tarado con estú… estu… ¿estúpido llevará acento? No me cambies el tema, ponte a atender a la gente que para eso te pagan. ¿Qué es lo que tú quieres? ¿Que venga yo y haga tu trabajo? ¡Sería el colmo! Te pareces al vago de Miranda, tendré que nombrar un protector de Venezuela, Jaua se va a emocionar bastante. Ponte a trabajar, o ¿acaso eres parte de la contra revolución que le lleva la contra a la revolución? ¿Ah?” declaró Maduro, quien pasó unas 5 horas más frente al espejo diciéndole a su reflejo que iba a mandar a meterlo preso si seguía imitándolo.

“Las aerolíneas, las medicinas, la economía, la inseguridad, todo eso necesita atención; el país cayéndose y tú te la pasas en una bailadera o insultando, pero ¿qué vas a saber tú, si ni querías ser presidente?” cerró Maduro, quien no golpeó el espejo porque ya tiene suficiente mala suerte.

cargando...