Sucesos |

Después de trazar todo un plan para robar banco, malandro solo logra comprar el desayuno con lo robado

Yefferson Emanuel tenía un plan maestro para robar la bóveda de la sede principal del Banco Mercenario de Caracas. Esta mañana llevó a cabo su plan, a la perfección, sin heridos, muertos o atrapados. Sin embargo, a la hora de contar su recién adquirida fortuna, se dio cuenta de que solo le alcanzó para comprarse un cachito de jamón y un guayoyo pequeño en su panadería de costumbre.

También conocido con el alias de “Misión imposible”, Yefferson Emanuel es un malandro de técnica; todos sus robos son planeados y ejecutados casi siempre a la perfección. Hoy no fue la excepción, solo que el resultado de su hurto no fue el que esperaba. “Verga el mío, qué arrechera me dio. Yo tenía días planificando el beta de hoy, viendo que no había mucho movimiento en la calle, ya había roto las cámaras de seguridad, no habían pures esperando la pensión, y la bicha estaba pulida y lista pa’ andar. No hubo necesidat (sic) de ser violento, la gente del banco estaba ahí medio con un tembleque común, y saben que los pacos son más brujas que uno, así que no pueden hacer nada. Pasa que vacío esa bóveda, me llevo todo lo que me iba a llevar y de ñapa unos relojes y billeteras que coroné en el camino y cuando llegué a mi sitio tranquilo a contar los cheles casi me da una vaina. De verga había pa’ un desayuno completo. Me fui arrecho y tristico pero me compré un pastelito que estaba era criminal, oyó”, dijo Yefferson, quien luego despojó a nuestro pasante de todas sus pertenencias.

cargando...

Recibe cada semana contenido exclusivo que las autoridades del SEBIN sueñan con tener.