Breves ver todos

Dominguire

  • Dominguire |

    Domingüire No. 279: Nostalgia

    Pusimos a nuestro pasante subpagado a revisar el cuarto de chécheres de la oficina y nos encontramos con una Domingüire que nos recuerda a cuando en el país se podía comprar un diablitos sin descuadrar la quincena.

  • Dominguire |

    Domingüire No. 278: Vicente Fernández

    Esta edición de Domingüire lo tiene todo: mariachis, homofobia y canciones para llorar por la infidelidad de una mujer. ¿Qué esperas? Busca tu edición de la revista en el quiosco más cercano, a menos que tengas un hígado gay. 

  • Dominguire |

    Domingüire No. 277: Cardi B

    Cardi B es la portada de nuestro semanario Domingüire, la cantante de trap que dice más groserías por segundo que un maracucho molesto por los apagones.

  • Dominguire |

    Domingüire No. 276: Thanos

    Para esta edición de la revista más usada para pegarle a los perros, Domingüire, tenemos en la portada al personaje más malvado que las personas que calientan pescado en el microondas de la oficina, Thanos.

  • Dominguire |

    Domingüire No. 275: Barrabás

    Esta semana santa nos complace traerles a todos los lectores de la revista dominical Domingüire, a Barrabás el ladrón mas suertudo de la historia.

Nacionales |

El Chigüire Bipolar cumple 11 años oyendo “no es momento para chistes”

11 años ya… ¡Si parece que fue ayer que salí del charquito de mi Capanaparo natal! Estaba bastante jojotico cuando eso; el hijo de Genaro y Consuelo, el menor de una familia de 9 chigüiritos, el único que, a pesar de sus incipientes problemas mentales, no había embarazado a nadie antes de tiempo y el que se atrevió a viajar a la ciudad a emprender con un blog propio de noticias con poca veracidad. Por mi trastorno psicológico, mis familiares siempre me aconsejaron que siguiera mi sueño; menos mi tío José Luís, él me dijo que jamás iba a hacer nada importante con mi vida, que consiguiera mejor otro trabajo.

Continua leyendo »
cargando...

Recibe cada semana contenido exclusivo que las autoridades del SEBIN sueñan con tener.