destacadas home Nacionales |

Enfrentaremos emergencia de lluvias con tanques rusos

“Una situación extrema requiere medidas desesperadas”. Esta frase, leída por el Presidente de la República en la última edición de Vanidades, fue la que terminó de impulsarlo a tomar la valiente decisión de ordenar un ataque frontal a las nubes de lluvia, con los tanques de guerra comprados recientemente a Rusia.

“Ejército y Pueblo unidos podrán doblegar la peor de las adversidades” dijo Chávez, justo antes de firmar la orden ejecutiva que autorizaba el movimiento del Batallón de Infantería Blindada “El Cazador Novato”, radicada en el Fuerte Tiuna.

De inmediato las tropas se desplegaron a todo lo largo y ancho del territorio nacional, para proteger a la ciudadanía de la feroz arremetida de la Naturaleza. “¿Acaso ustedes creen que nosotros compramos esto así, a lo loco? No, no. Nosotros compramos este armamento para proteger a este valiente pueblo. Por ello le doy la orden, Generales Galindo, Contreras: prendan esos tanques y dispárenmeles a esas nubes. Plomo cerrado. Sin cuartel. Hay venezolanos y venezolanas que necesitan, hoy más que nunca, a su ejército”.

El General Contreras nos confirmó que se vivieron momentos muy emocionantes en la sala situacional instalada en Miraflores. “La orden vino del mismísimo presidente, tan bello él, chico, como se ve con su uniforme de camuflaje y sus boticas Frazzani. Llegó, consultó con su alto mando militar, la señora que sirve el café, cinco de los damnificados que estaban jugando parchís en su despacho y su chofer. Todos los interpelados asintieron unánimemente, con gran emoción. Estamos haciendo patria, joven. Ahora, le ordeno que me ayude a empujar”.

Después de unos diez minutos, en los que ayudó a su tropa a prender empujado uno de los tanques, el General de Brigada Contreras accedió a hablar con nuestro pasante subpagado, mientras se guarecían bajo una mata de mango. “Hemos gastado miles de millones de dólares en la tecnología más avanzada: tanques, aviones, fragatas, submarinos. Ha llegado el momento de que la gente vea sus impuestos en acción”.

Fuentes extraoficiales que nos pidieron el más estricto anonimato nos informaron que la campaña, empero, no habría sido tan exitosa: “Uno de los tanques se quedó varado en un hueco de la autopista del Valle, y otro fue detenido por una alcabala de la Policía Nacional, que lo detuvo por cargar un stop apagado y por problemas con los papeles. Si hubo tanques que dispararon, pero los misiles y obuses no le hicieron ni coquito a las nubes. Plomo iba y venía y lo que caía es agua y más agua. Uno de los obuses cayó en un cerro y se vino abajo. La vaina es un desastre, mi pana”.

cargando...