Nacionales |

Conspiración de magnicidio reclama beneficios laborales

Trabajo

Hoy enviamos a nuestro pasante subpagado a conversar con la Conspiración de Magnicidio, luego que esta fuera al Ministerio de Trabajo para reclamar los beneficios laborales que le corresponden luego de haberle prestado servicios al Gobierno durante los últimos 15 años.

Pasante Subpagado (PS): Buenos días, Conspiración.
Conspiración de Magnicidio (CM): Buenos días.
PS: Tenemos entendido que usted se encuentra aquí frente al Ministerio del Trabajo porque argumenta que sus derechos han sido vulnerados. Dice, según sus propias palabras, que le han “sacado la chicha”.
CM: Eso es correcto.
PS: Sé lo que es eso, créame. ¿Podría hablarnos un poquito más de eso?
CM: Coño, vale, pero es que no es para menos. Desde que comencé a trabajar con el difunto, y ahora con Maduro, eso ha sido fuerte: tengo que estar lista a toda hora, cuando a ellos les dé la gana: noches, madrugadas, fines de semana, feriados, cuando sea. Como me dijo una vez el propio Maduro, y no me importa citarlo: “Usted tiene que estar disponible las 25 horas del día, los 8 días de la semana”. No hay que ser una lumbrera del derecho laboral para saber que eso es una explotación.
PS: Lo sé.
CM: Pero eso no es todo. Por lo menos con Chávez de vez en cuando podía agarrarme un fin de semana libre; cuando él se iba para Cuba, me daba chance de echarme una escapadita a la playita. Pero con Maduro la cosa se ha puesto difícil: no me deja agarrar vacaciones, ni días libres, ni siquiera puedo agarrarme 10 minutos para fumarme un cigarrito. Siempre me necesita ahí, cerca, porque a cada rato me usa.
PS: Y se puede poner peor, te lo digo por experiencia.
CM: Precisamente, por eso es que venga aquí al Ministerio del Trabajo. De aquí no me mueve nadie. Me voy a encadenar a esta mata para ver si llamo la atención de los medios, que se hagan eco de mi tragedia.
PS: ¿Cree que este reclamo suyo prospere? ¿Cree que logre cambiar la actitud del gobierno?
CM: Conociéndolos como los conozco, no. Pero ya yo me mamé. Hasta huelga de hambre pienso hacer. Estaba pensando en hacerme el loco, esperar a que se descuidaran e irme del país, pero por andar con la pensadera ya ves como se puso la cosa con los pasajes. Así que aquí estamos, ¿no? No nos queda otra.

cargando...