Gente |

Grupo de amigos se cuestionan por qué Telesur estaba ahí antes de que Carlitos tapara la poceta


Esta mañana, Laura Márquez recibió una llamada de sus padres, en la cual le informaban que esta sería la última vez que le prestaban el apartamento en Porlamar para ir de vacaciones con sus amigos. ¿La razón? Gracias a la presencia anticipada de Telesur, los padres de Laurita pudieron ver, en vivo y directo, la borrachera de anoche, que tuvo un gran final cuando Carlitos tapó la poceta y rompió una costosa lámpara de la Señora Márquez. Telesur, por su parte, desmintió su presencia en la casa de los Márquez: según el canal, el único “crimen” que cometió fue de dar la noticia del día, y hacerlo con imágenes bastante explícitas.

“Mis padres vieron todo: cuando Cristina vomitó en el pasillo, cuando partimos el botellón de agua, cuando Raúl quemo el sofá con el cigarro, y, por supuesto, la guinda: la bestia de Carlitos echando el papel tualé por la poceta. Todo lo vieron. Gracias a Telesur. Yo me pregunto: ¿Como se enteraron? ¿Cómo sabían que las empanadas de pabellón le iban a dar diarrea a Carlitos?” afirmó una atribulada Laura, mientras coleteaba el pasillo que da hacia los cuartos.

“Hasta dónde llega el odio de esta gente, hasta dónde?” continuó Laura, quien dijo sentirse preocupada porque, a pesar de la prohibición expresa, ella y Tomás habían dormido juntos en la cama de sus padres. “¿También estaban allí? ¿También lo sabían? Maldito Telesur, no hay derecho… solo me queda esperar que nadie lo haya visto, porque bueno, el calor, el whisky, el pescado… una se pone kinky, ¿sabes?” comentó, con los ojos llenos de lágrimas.

cargando...