Horóscopo |

El Horóscopo Bipolar


Aries: Te quedarás trancado en ascensor con un vecino que no te saluda, huele a sudado, te parece que es “de la tendencia política opuesta” y además estornuda. Temerás por un posible contagio con ideologías extrañas o con gripe porcina, pero lo más que te saldrá es un callito en el dedo de tanto darle al botón de alarma. Tu frase: “Ninguna precaución está de más”. Lávate bien las manos.

Tauro: Conoces a la persona de tus sueños… es perfecto(a), bello(a), está buenísimo(a), es inteligente, atento(a) y de buena posición. Sin embargo, toda aquella perfección se cae apenas abre la boca: su voz es una mezcla entre Macky Arenas después de chuparse un globo de helio y Raúl Amundaray recién levantado un primero de enero después de declamar rascado “Las uvas del tiempo” 45 veces. Tu frase: “Me gusta cuando callas…” Si te gusta mucho, compra tapones para los oídos.

Géminis: Esta semana te consigues billete de 100 en la calle. Vas al banco y no hay nadie en la taquilla. No agarras casi cola. Haces mercado y puedes comprar todo lo que quieres, algún lujo importado y todavía te sobra plata. Te para un policía y no te matraquea ni te consigue la caleta. Tu jefe agarra vacaciones y sales del trabajo todos los días temprano. Crees que estás soñando pero te acuerdas de que desde hace un año estás viviendo fuera de Venezuela. Tu frase: “Ma”.

Cáncer: Le prestas tu pen drive a alguien en el trabajo y, sin que lo sepas, te copia una carpeta con fotos del Puma en traje de baño y Trino Mora, lo que te hará ganarte un chaleco de varios meses cuando alguien lo descubra. De nada te valdrá que pongas fotos “sugerentes” en el desktop: el daño ya estará hecho. Tu frase: “No, se me quedó el pen drive en la casa”. Reevalúa tus amistades, o cambia de trabajo.

Leo: Exceso de publicidad en una página de noticias te harán pasar todo el día comprando caramelos para el aliento. Continúa haciéndolo, quizás así suban las ventas y algún día me alcance para comprar un apartamento para vivir con la Pisciana. Tu frase: “Chigüire, yo hago lo que tu me digas”. Eres muy manipulable.

Virgo: A lo lejos viene una tipa de buen lejos. Te la buceas, haces comentarios con los panas, y cuando se acerca, te das cuenta que sí, está chévere… pero también tiene nuez de Adán y la cara como de dos días sin afeitarse. Agárrate, que este es uno de los chalecos que te perseguirán hasta la tumba. Tu frase: “¡No, si yo ni me la buceé!” Ni se te ocurra silbarle o gritarle nada.

Libra: Saldrás de la oficina, los compañeros de trabajo te invitarán a tomarte “una cerveza”, te tomarás como 600, te acostarás tarde y medio prendido y al día siguiente, te dará flojera pararte a trabajar. Con maldiciones al despertador y todo. No hace falta ser Libra o andar leyendo horóscopos para sentir esto, es universal. Tu frase: “¿Y si llamo y digo que estoy enfermo?”. Ya esa excusa la conocen.

Escorpio: Asunto con chiripa y lumpia desarrollará en ti instintos xenofóbicos que no son nada buenos. Es preferible que aprendas a canalizar tus energías destructivas hacia algo bueno, como el punto cruz o la jardinería, o que simplemente cambies de restaurant, antes de convertirte en asesino en serie. Tu frase: “Gusfraba… Gusfraba”. Relájate, y nada de Buenas Noches y/o Hojilla antes de dormir.

Sagitario: Paranoia con gripe porcina te hará perderte unas excelentes arepas de chicharrón. Paranoia con situación del país te hará perder pelo en la cabeza. Paranoia con la recesión te hará perder una buena oportunidad de negocio. Paranoia con tu pareja te hará perder a tu pareja. Paranoia con la paranoia te hará perder la razón. Es hora de dejar la paranoia. Tu frase: “¿Y por qué el horóscopo sabe que estoy paranoico? ¿Ah? ¿Ah? ¿AH?” Estás de psiquiatra.

Capricornio: Se acerca el día de la Madre y no has comprado regalo ni reservado mesa en restaurant costoso ni pensado en detalle alguno para ese ser tan especial que te dio la vida. Qué desgracia este país, por eso es que estamos como estamos, porque ya nadie considera a la madre, a ese ser tan abnegado y desprendido… ¡Salgan a comprarle regalos a su mamá, desagradecidos, YA!… Mi frase: “Dejé la computadora abierta mientras me servía un vaso de agua y me pareció ver a mi mamá viendo lo que yo hacía… ¿habrá escrito algo?”.

Acuario: El perrocalentero de siempre desarrolla un crush absolutamente bizarro contigo luego que verte sacudiendo el pote de salsa de ajo. Sí, es raro, pero bastaba con ver los disfraces que le ponía al cochinito en navidad para darse cuenta que el tipo tenía una imaginación muy vívida. Abstenerse de comida callejera por un buen tiempo. Tu frase: “Con razón me veía raro cuando le decía con todo” Sí, el mundo está lleno de gente loca.

Piscis: Piscis… Piscis… Piscis… Piscis… Piscis… Piscis… ¿qué vamos a hacer contigo? Me dices que lo supere, que ya es hora de que sigamos adelante, que salga con otras personas… ¿Sabes qué? No puedo. No quiero. Te quiero solo a ti, a ti y a nuestra playita de río, donde retozábamos a pesar de las babas y las pirañas y las anacondas y todas esas bichos raros. Pero no nos importaba nada, éramos sólo tu y yo, y nuestros sueños… ¿Acaso el gafo ese tiene sueños? Ya tu sabes adonde conseguirme. Déjame un mensajito en el facebook, si te hago cambiar de opinión.

cargando...