Destacada destacadas home Sucesos |

Scooby Doo resuelve cangrejo del CICPC

Este martes en la tarde, en lo que muchos consideran un trapo rojo para desviar la atención sobre las discrepancias electorales, se supo que el caso del asesinato de la joven abogada Milagros Piñera fue finalmente resuelto, luego de que Scooby Doo, el famoso Gran Danés animado, desenmascarada al misterioso asesino.

El caso se remonta al mes de Abril del año 2005, cuando la joven abogada apareció asesinada a puñaladas en el interior del cuartico del ducto del piso 7 de un edificio residencial en Campo Alegre. Al revisar exhaustivamente los videos del circuito cerrado de vigilancia del edificio, se determinó que:

a) 7 días antes y 7 días después del descubrimiento, nadie entró ni salió de ese cuarto, excepto obviamente la persona que descubrió el cuerpo, la gente de la morgue que llegó a las 8 horas y los detectives, que llegaron 3 días después.

b) el guachimán del edificio se la pasaba durmiendo todo el día.

c) La tipa del 7C no se bañó en 3 días seguidos, o al menos usó la misma ropa.

Todo lo anterior hizo que el caso adquiriera ribetes de “cangrejo”. Ramón Machado, considerado uno de los mejores detectives del CICPC gracias a su conocimiento de la tabla del 7 y al champion bate del torneo interno de softbol, fue asignado al caso. Machado se dedicó en cuerpo y alma al caso, por lo que durante este tiempo perdió peso, cabello, amistades y los ingresos extra que obtenía preproduciendo secuestros express. No obstante, esta obsesión fue finalmente inútil: el caso quedó archivado tras no poder apuntar a ningún culpable.

Fue entonces cuando Scooby Doo fue asignado como compañero del detective Machado. El famoso perro venía de resolver un complicado caso que involucraba un Hombre de las Nieves que resultó ser una pequeña anciana que peleaba con el mítico monstruo por la propiedad de un rancho en Fila de Mariches.

Los compañeros de Machado reconocen que el detective se puso muy nervioso con la llegada de Scooby Doo. Lo intimidaba el hecho que, a pesar de su fama de ser cobarde, Scooby Doo resolvía todos los casos. Los jefes decían que Scooby Doo descubría que el culpable siempre se disfrazaba gracias a la oscuridad de un apagón, y que si era el apagón lo que lo inspiraba, pues en Venezuela sería capaz de resolver cualquier misterio, por difícil que fuera. Además de esto, Scooby Doo y Machado tuvieron un encontronazo muy fuerte en los primeros días de su relación, cuando Scooby se emperró en querer manejar el viejo Maverick que tenía asignado Machado desde hace años. El detective se negó, Scooby lo mordió y en el forcejeo, accidentalmente, se dispararon sin querer 35 tiros que terminaron con la vida de un joven estudiante al cual, de pana y todo, le estaban dando la cola al sitio descampado donde iban a tener un enfrentamiento.

Cuarenta minutos después, finalizada la rigurosa investigación del incidente, Machado y Scooby decidieron retomar el caso. Tomándose unos tercios que no pagaron en el Kuam How de Sabana Grande, Scooby notó que Machado transpiraba al comerse el arroz chino, y atando cabos, descubrió finalmente que Milagros Piñera realmente no existía, era una invención. Machado, nervioso, reconoció que el cuerpo era el cadáver de una prostituta que quiso joderlo, que le tumbó unas bolsas de perico a Machado. Machado intentó un recurso desesperado: ponerle en el plato a Scooby una galleta de Perrarina envenenada con Campeón, que guarda en el bolsillo para dársela a esos perros de quinta que se ponen cómicos, pero Scooby alcanzó a verlo, y molesto, lo sapeó con unos PMs que estaban en la mesa del lado planeando un entuque. De esta manera, Machado pasará el resto de su vida (o 30 días, lo que pase primero) en una celda 5 estrellas en el Helicoide, con interné y piscina, que tiene el CICPC para compañeros caídos en desgracia. Así, la eficaz acción conjunta del CICPC y la PM logró hacer de nuestras calles un sitio mucho más seguro.

cargando...