Nacionales |

Huelguistas aprovechan partido de fútbol para meterse unas balas frías


El casi medio centenar de estudiantes que se mantienen en huelga de hambre para solicitar la intervención de la OEA en el caso de los presos políticos aprovecharon el altísimo rating logrado por el segundo juego de la vinotinto para satisfacer -en secreto- su hambre. Pendientes de la pantalla que tenía un comercio cercano, las 200 personas que los acompañan en su protesta frente a la delegación de la OEA no se dieron cuenta, cuando los valientes jóvenes hicieron una vaca y mandaron a comprar arroz frito, lumpias y chop-suey en el restaurante chino de la esquina.

“Lo pedimos una y mil veces: por favor, no nos dejen solos. Ahí está el resultado, ahora no se quejen” dijo Carlos Jiménez, uno de los estudiantes que se encuentra protestando frente a la sede diplomática, mientras raspaba el fondito de un pote de arroz chino. “Lo que más me molesta, como estudiante y como venezolano, es que el señor de la tienda pusiera ese televisor tan chiquito. ¡Pásame el agridulce ahí, mi pana!”.

La estrategia de los estudiantes estuvo a punto de ser descubierta cuando uno de los presentes gritó “¡uh, se lo comió!”. El chop suey se quedó a mitad de camino, pero los estudiantes pudieron retomar su atracón al darse cuenta que el grito era con un chute de Salomón Rondón, que pudo haber sido el noveno gol de la vinotinto.

cargando...