Destacada Política |

Azúcar, grasas y dióxido de carbono acusados de intento de magnicidio

magnicidio

Miguel Rodríguez Torres, ministro de Interior y Justicia, convocó a los medios para develar nuevos elementos conspirativos que amenazan la vida del Presidente Nicolás Maduro: los daños causados por el azúcar, la grasa y el CO2.

El ministro expresó que las sustancias son una amenaza permanente a la vida de Maduro. “Los sujetos ingresaron al cuerpo del presidente haciéndose pasar por dulces sabrosos, chicharrón y aire limpio. La Cía le echó cabeza esta vez, porque si nos hubiéramos descuidado no hubiésemos notado estos peligros, que no actúan instantáneamente sino en unos años cuando a Maduro le de diabetes, un infarto o una cosa en los pulmones”, afirmó Rodríguez Torres.

La operación fue denominada “La dejadez de Troya”, en referencia al artilugio empleado por los griegos cuando quisieron invadir la ciudad fortificada de Troya. “Qué se iba a estar imaginando el Presidente que al comerse sus milhojas favoritas iba a estar dándole la bienvenida a la muerte en su cuerpo”, aseguró el ministro de Interior y Justicia.

Las mencionadas no son las únicas amenazas, Rodríguez Torres aprovechó la rueda de prensa para traer a colación los efectos de la vejez, los posibles accidentes en duchas sin alfombras anti-resbalantes, los carritos de helado y los efectos secundarios de escuchar la música de Hany Kauam.

La seguridad alrededor del presidente se incrementará con una dieta estricta, ejercicios y una burbuja de plástico gigante que será habilitada para resguardarse de las amenazas de la vida cotidiana.

relacionadamagni

cargando...