Nacionales |

Rosales sueña con candidatura, despierta y descubre que se hace realidad


Producto de un ceviche con mango y 15 cusqueñas que lo mantuvieron sudando toda la noche, el ex-gobernador y ex-alcalde Manuel Rosales pasó toda la noche soñando que era electo en primarias como candidato a diputado para la Asamblea Nacional. “No fue mi sueño recorriente de siempre, el de la invisibilidad, en el que paso por la esquina caliente y nadie me distingue; voy al 23 de Enero con una franela que diga “Yo si firmé contra Chávez” y nadie me para ni medio, llegó a Globovisión y ni siquiera me abren el portón. No… El de anoche fue un sueño demasiado lúcido, demasiado viviente, demasiado real” Comentó el Ex Gobernador del Zulia.

Rosales continuó: “Mirá: soñé que estaba aquí en Perú, ¿sabes? Pero por alguna razón ganaba unas reñidísimas elecciones primarias allá en Maracaibo. Bueno, pero el asunto no es ese, la verga es que llego, gano y cuando estamos dando la rueda de prensa yo trato de levantar los brazos y nada, no se mueven; trato de saludar, de mover los brazos como Carlos Andrés, y nada. Los brazos pegados al cuerpo, inmóviles, como si pesaran un mollejero cada uno. Entonces me volteo y veo, a mi lado, al Gobernador del Estado Miranda… pero con la cara de Carmona y las orejas de frijolito, rarísimo. Entonces tomo su mano e intento levantar de nuevo los brazos, ¡Imposible!”. Fue tan intenso el sueño, que Rosales despertó en ese momento “le metí un manotazo a la mesa de noche: imagínate lo desesperante de la vaina, de tratar de mover los brazos y no poder moverlos”.

Sin embargo, la sorpresa de Rosales no llegó a eso: “Me desperté como una tapa de olla, sudando la gota gorda, y con la boca como un culo e’ pollo, como si acabara de comerme una piña entera. ¡Maldita cerveza! Me iba a parar a la nevera, a tomarme un vaso de agua, pero me acordé que dicen que si uno anota sus sueños apenas te levantas se hacen realidad, así que prendí la lamparita, busqué un lápiz y un papel para escribir la vaina, y lo más fuerte -no me lo vas a creer, te lo juro por este puño de cruces- es que el único papel que tenía a mano era la primera página de El Nacional. Y a que no sabés que decía… -Mirá, es para cagarse, te juro que no exagero- la vaina decía el titular, clarito: MANUEL ROSALES CANDIDATO DE CONSENSO DE LA OPOSICIÓN. Casi me cago encima del susto. Porque esas son vainas que pasan en las películas, ¿no? Yo no creo en brujas, pero uno nunca sabe… Por lo pronto prometí más nunca volver a tomar cerveza después de las 6 de la tarde. Pinga, mirá como son las vainas, esto fue algo que me hizo cambiar la manera de ver las cosas”. dijo Rosales, al despedirse, mientras afirmaba que hoy mismo estaría comenzando su ruta a Miraflores… uno de los barrios más exclusivos de la capital peruana: “Me dijeron que abrieron un chino-peruano buenísimo por allá”.

cargando...