Nacionales |

Congelan bienes de la directiva de Stanford


Ante la solicitud efectuada por el Ministerio Público, fue implementada la medida en la que se congelan los bienes y activos de los miembros de la Junta Directiva de Stanford Bank Venezuela. “Los venezolanos deben sentirse confiados de que las cuentas bancarias, Yates, Ipods y Blackberrys de estos señores estarán ahora a menos cinco grados centígrados” Comentó Daniel Medina, fiscal con competencia especial en bancos, mercados de capitales y gente que no devuelve los discos que le prestaron.

Vecinos de las zonas del Country Club, Valle Arriba y la Castellana han informado que los agentes de Sudeban se pasean con un inmenso camión de frigorífico buscando los directivos del banco. “Hemos logrado congelar buena parte de sus bienes, sin embargo se nos escapó un perro San Bernardo que debe estar por aquí” comentó Fernando Casado, agente de Sudeban y tremendo bailador de piano merengue.

Anuncio Presidencial:

Por su parte, el presidente Hugo Chávez confirmó ayer que la congelación de estos bienes redundará, tarde o temprano, en el beneficio del pueblo venezolano. “Que se los digo yo, camarita: los carnavales pasan y significan una cosa: que ya viene el calor. Calorón, como le decíamos allá en Barinas, cuando éramos muchachos. Tenía que venir la abuela Rosinés, Lelela, como le decíamos nosotros, y bajar a esa muchachada de las matas de mango, adonde nos subíamos para escondernos de esa pepa ‘e sol. ¡Muchacho, bájate de esa mata!, nos decía Lelela… Qué linda era esa vieja, Dios la tenga en su gloria ¡Lelela Rosinés, dónde quiera que estés, te mando besos revolucionarios!”.

El presidente, luego de admitir que se había desviado un poco del tema, prosiguió: “Con estos calorones que vienen, esta congelación de bienes será beneficiosa. Pueden meter un Blackberry de esos congelados en una cava y ya, tienen cerveza friiiiiita todo el fin de sem… ¡Aristóbulo, mira como suda el condenado! ¡Pareces una tapa de olla! ¡Una tapa de olla como la de aquellos sancochos que hacíamos cuando nos íbamos de permiso el Negro Acosta, Pancho, Manco Capac y el Negro Primero a las playas de Puerto Cabello, cuándo éramos muchachos”.

cargando...