destacadas home Horóscopo |

Especial: Horóscopo Navideño


Aries: Escucharás a un pana diciendo que el Niño Jesús es tu papá y tu mamá, y no querrás creerlo. Jurarás que te vengarás y que no descansarás hasta ver a tu pana pagar por ese agravio con el pobre Niño Jesús, que tanto bien le hace a los niños y niñas de la Humanidad. Piénsalo: ¿Cómo crees que puede el Niño Jesús meterse en tu casa, si tiene rejas, alarmas y Mul-t-Lock? ¿Cómo crees que puede el Niño Jesús recibir tu carta con la cagada que es Ipostel? Consejo: mírate en el espejo y, con la mano en el pecho, respóndete: ¿No estás como viejo ya para la gracia?.

Tauro: Tu novia, tus amigos, tus vecinos, tus primos, todos empezará a llamarte de repente “Baltazar” y tu no sabrás por qué. Tu no tienes camello, no sabes ni siquiera lo que es la mirra, no eres rey ni mago ni nada por el estilo, nunca has seguido a ninguna estrella ni nada de eso, así que no entiendes el por qué de ese nombre. Consejo: es hora de que empieces a buscar amistades menos racistas. Número de la suerte: 78.

Géminis: Pasaste todo el fin de semana en casa de tus suegros lavando hojas de plátano, sirviéndole Ponche Crema a la abuela Rosa “que es la mejor amarrando hallacas”, aplastando bolitas de masa y no te pareció extraño en lo más mínimo que tu novia saliera “a buscar unos apuntes en casa de una amiga” y que llegara de repente con el pelo mojado y oliendo a jaboncito de avena. Consejo: Abre los ojos, ponte las pilas, que por ahí hay mucha gente que se beneficia de gente como tu. Número: 200, las hallacas que amarraste mientras tu novia “estudiaba”. Ponte las pilas, en serio.

Cáncer: Lo que más te duele de que hayan cerrado RCTV es que ya nadie pone “El Pequeño Tamborilero”. Compraste toda la colección de Nancy Ramos en CD, porque los LPs ya no tenías donde escucharlos. Tu primera compra decembrina es un gorrito de peluche de Santa Claus. No te pelas un amigo secreto. Terminas todos los gaitazos del Poliedro bailando trencito. 24 que se precie debe terminar lanzándole fosforitos a algún tío rascado. ¿No sientes que estás como quedado en la nota? ¿Que llegó la hora de madurar? Consejo: No te pongas ese suéter tejido que te regaló la abuelita, atrévete a decirle que está feo.

Leo: El 24 es una noche para pasar en familia, y tu eres el único con carro. Haz la ecuación, tigre: te van a poner a buscar -y traer- a la tía Eugenia, al abuelito, que nadie creyó que matriculaba este año, a Giselita, a la Neni, a la prima Mariela, a Esteban, a Juancito, a Antonio y la novia, a Rafaelito, a Luis, a José, al tío Jorge…. ¿Consejo? Bastante obvio: esa noche, piérdete. Aparece después de las 12, tómate un whiskicito y vuélvete a perder.

Virgo: Colgar medias en las paredes es una bella tradición navideña, pero cuando son las medias sucias, acompañadas de sostenes, franelas, gorras, interiores, ya deja de ser algo ornamental y pasa a ser un problema de salud pública. Y diciembre es un mes -duh!- en el que suelen hacerse muchas visitas. Da como pena recibir a los amigos y que vean toda tu ropa sucia en el suelo de la sala. Hay ordenanzas que prohíben esa clase de espectáculos. El consejo: Págale a una señora que te limpie o ponle orden a tu vida.

Libra: Diciembre y Libra tienen mucho en común. ¿No lo crees? Mira: hallacas, pan de jamón, pernil, cerveza, ponche crema, whisky, jamón planchado, todo eso va a parar a tu barriga, lo que hará sufrir en enero a tu balanza. Un típico Libra es el que siempre siempre estrena ropa en estas fechas: pero no es por tradición, sino porque el botón no cierra. Un consejo: Apoya la cerveza en el huequito que se forma justo entre el pecho y la barriga. Se mantiene fría por más tiempo y te da un aire intelectual, que te hará irresistible con las mujeres.

Escorpio: Tu juras que no, pero estás peladísimo: la gente se va a dar cuenta que todos los regalos que compraste son de buhonero. Regalarle a tu novia un DVD pirata te hará lucir bastante miserable. Y si, está bien, hay crisis mundial, la economía no está en su mejor momento, pero piensa que quizás lo que haga falta para que todo se enderece es que pichirres como tu suelten la plata. ¿Consejo? Lúcete con los regalos. Por gente como tu es que ponen límites en los intercambios.

Sagitario: Sagitario es un signo de fuego, pero eso no te da derecho a atormentarnos a todos con tu tonelada de fuegos artificiales. Piensa que tu vecino puede estar bastante enratonado, con dolor de cabeza, pero sobre todo, piensa que mañana tu podrías estar en su lugar. ¿O es que acaso te gustaría que sonara un cohetón la mañana después de la gran rumba de navidad? Nuestro consejo: gástate esa plata en caña.

Flamingo: Los signos inexistentes son paganos y no celebran Navidad, ve a una playa, no sé.

Capricornio: Pronto viene enero, y con él, viene tu cumpleaños. Así que tu perteneces a esa rara especie a la que la gente suele pasar por bolas a la hora de regalar. “Ya a Alfredo le dimos regalo en diciembre… ¿le vamos a comprar otro?” Esa es una de las maldiciones del Capricorniano, junto a la del chaleco por los cachos o la jodita de “¿Sabías que Capricornio significa Cabrón?” ¿Nuestro consejo? A todo el que no te regale algo exécralo de tu lista de amistades.

Acuario: NO, NO, NO y mil veces NO. El amigo secreto NO es chévere. NO es divertido. NO rompe el hielo. NO acerca a gente que NO quiere conocerse. NO es ninguna oportunidad para que los solterones de la oficina se conozcan y quizás tengan una vaina. NO es agradable comprar regalos para que te den de vuelta un regalo que obviamente es reciclado. Así que NO, NO es NO, ¿NO lo entiendes? Consejo: Si lees esto desde una computadora del gobierno, aprende a leer entre líneas. ¡Dile NO al amigo secreto!.

Piscis: Esta es época de buenos deseos, así que te deseo de corazón que te digan que el Niño Jesús es tu papá, que te llamen “Baltazar” sin razón aparente, que te pongan a mezclar 20 kilos de masa, que no puedas ver “El Pequeño Tamborilero”, que te pongan a buscar a toda tu familia el 24, que tu perro saque una pantaleta tuya delante de las visitas, que engordes como una librana, que te regalen un regalo pirata y bien chimbo -sí, seguro él lo hace-, que tu vecino lance fosforitos todo el mes, que nadie te regale nada en tu cumpleaños y te agarren para el amigo secreto de la oficina. Feliz navidad, ingrata, con todo mi amor (Porque, sí, te amo aunque no me quieras). Consejo: el 2011 puede ser nuestro, baby. Búscame.

EC.

cargando...