Breves Gente |

Crisis obliga a joven a vender lechugas de verdad

La difícil situación económica que atraviesa el país –la cual no vamos a explicar porque el agua nos llega en unos minutos– obligó a Héctor Hernández (25), un asistente contable, a rebuscarse vendiendo lechugas de verdad.

“Bueno, tú sabes que uno no puede quedarse en una sola cosa. Uno tiene que moverse, aquí, allá. Antes vender dólares era la solución; pero qué va, ya raspar el cupo no se puede y si se pudiera no hay pasajes. Tampoco puedo optar a Dicom porque no soy hijo de ningún chavista. Así que me tomé literal lo de las lechugas y empecé a sembrar. Al principio me costó arrancar el negocio porque cuando mandaba las cadenas que vendía lechugas la gente creía que eran dólares y al recibir vegetales se arrechaban, pero ya me conocen y ahora ninguno de mis contactos se come una ensalada sin antes escribirme” afirmó Héctor Hernández quien también está esperando que la mata de lechuga romana le dé para empezar a ofrecer lechugas europeas.

cargando...