Destacada Nacionales |

Luego de decepcionarse de ganadero zuliano, oposición deposita sus esperanzas en limpiavidrios

El Dirigente político de la Mesa de la Unidad, Luis Ignacio Planas, afirmó que luego de que Chucho Meleán –conocido ganadero del Sur del Lago- se plegara al Método Chaz y cediera sus tierras al gobierno, la oposición nuevamente vuelve a quedarse sin precandidato presidencial.

“Pero no todo es desmoralizador; ya le pusimos el ojo a quien será nuestra nueva esperanza para vencer a este régimen en las urnas en el 2012: Vladimir Suárez, un limpiavidrios de semáforos / excraquero / biencuidaíto nos permitirá lograr esa conexión carismática con el pueblo” explicó Planas, mientras revisaba si había metido el traje de baño y el bronceador en la maleta.

Julio Borges afirmó que si bien Meleán rompió el récord de Carmona Estanga de “rapidez en desmoralizar a la Oposición”, de todo esto sacaban un aprendizaje. “No podemos confiar en cualquiera, a la ligera. No podemos seguir dándole un cheque en blanco al primer bolsa que nos calienta la oreja. Por eso es que estoy seguro que con Vladimir esto va a ser distinto” confirmó Borges vía telefónica, mientras decía a alguien que le trajera unos Bahama Mama.

El Ganadero Don “Chucho” Meleán, antigua esperanza de la oposición

“A este señor Meleán deberían aplicarle la Ley esa Anti-Talanqueras. ¡Y pensar que ya habíamos mandado a hacer las franelas que decían ‘Chucho es mejor. Y mucho’ y nos habían quedado finísimas! Es una verdadera pena. Te dejo, pana, que la larga distancia desde este crucero es un atraco. Si, esa es la vaina con los cruceros” dijo Borges al despedirse.

Nuestro pasante subpagado pudo hablar también con Vladimir, quien, luego de despojarlo de 15 bolívares, le dijo que él no sabía nada de política, ni quería saberlo. “Si, yo le limpié el vidrio a uno de esos oligarcas, pero porque tenía que llevar pa’l rancho. ¿Qué, yo, candidato? ‘Tás como loco bróder, yo estoy desde el 98 en una lista para que me den una casa, no voy a venir a poner una cagada a estas alturas. Lo siento por ellos, pero yo con pelabolas no quiero nada” dijo mientras le arrebataba un pedazo de pan a Yeison, su compañero de esquina y de piedra, para dárselo a nuestro pasante.

cargando...