Breves Gente |

Perro maracucho con suéter aprende a hablar sólo para decir “Mátenme”

matenme

Hoy en la mañana William y Mariela Montiel llevaron al veterinario a Wilander, su jack russell terier de 5 años, para una visita de rutina. Lo que sí fue bastante inusual fue que en un descuido de sus dueños, el perro le hablara al veterinario, para pedirle que por favor lo matara, harto de ser obligado a usar suetercitos tejidos en el inclemente clima maracucho.

“¡No aguanto más! Nadie sabe lo que es vivir así, usando esos suéters en este calor cebillúo”

–Wilander

“Mirá, doctor, vení: vos tenéis que matarme, por favor. Ponéme una inyección, electrocutáme, dejáme encerrado en el carro a mediodía con los vidrios arriba, prendéme el televisor cuando Maduro hable, lo que vos queráis; pero por favor, acabá con este sufrimiento mío. Yo tengo huesos enterrados en el jardín, se los doy toditicos, pero haga algo. ¡No aguanto más! Nadie sabe lo que es vivir así, usando esos suéters en este calor cebillúo. Tengo ya más de dos años yendo a clases de español en secreto. Ve, comencé con lo básico: Mi Jardín, ahí aprendí a decir ‘mi mamá me mima’, luego salté al Girasol hasta terminar leyendo vainas mamarrúas como el Quijote o Cien Años de Soledad; todo esto para poder decir el verbo matar en su forma imperativa y enclítica: ¡MÁTENME! ¡De verdad esto no es vida! ¿Vos sabéis qué son 40º C a la sombra con estos suéter horrorosos de lana, sin poder prender el aire acondicionado por el ahorro energético? Prefiero no vivir que seguir así, al punto que el otro día vi a un perro atropellado todo abombado en una cuneta de la Circunvalación 2 y lo envidié es verga” sentenció Wilander mientras intentaba ahorcarse con su cuerda de pasear.

cargando...