destacadas home Gente |

Padres de niño “gordito y rosadito” acusan al Gobierno por condición de su hijo

Anoche, cuando Julián vio en el Noticiero al Presidente anunciar que en su gobierno los niños nacían “gorditos y rosaditos”, sintió que le iba a dar un infarto. De inmediato despertó a su mujer, diciéndole “Iliana, Iliana, ¡despiértate, carajo! Este carajo fue el responsable de que Julito naciera así. ¡Tronco e’ vaina nos echó este carajo!” Con este sentido relato, Julián y Iliana Castro, padres de un niño de 7 años, abrieron hoy una rueda de prensa, en la que anunciaron que interpondrán una demanda por daños y perjuicios contra el Gobierno Revolucionario, por todo el sufrimiento ocasionado a su hijo Julito.

“Julito fue un niño diferente desde que nació. Coño, es que aún recuerdo el cuchicheo y las risitas de las enfermeras y me hierve la sangre de la arrechera. Y ojo, Dios sabe que agradezco que sea sano y fuerte, pero no podíamos entender por qué razón ese carajito había nacido así, de ese color” afirmó Julián, con los ojos inyectados de sangre, visiblemente molesto. “Nació con casi 5 kilos y pico, y rosado como una caja de Barbie”

“Todo ha sido un sufrimiento” confiesa Iliana, mientras enjugaba una lágrima. “Tuvimos que volver a pintar el cuarto, comprar toda la ropita otra vez, porque nada se veía bien, nada combinaba. Además ese muchacho gordo, rozagante: a los 3 meses le comprábamos ropita de chamos de un año. Y sólo blanco, porque cualquier otro color se le veía raro. Pero el problema verdadero vino cuando nos tocó meterlo en el colegio. ¡Ay, mijo, usted no sabe lo cruel y lo coñoemadre que pueden ser los niños! Lo chalequeaban, lo veían y se reían de él. No hubo un sólo día en que Julito no llegara a casa llorando y moqueando”.

“Justicia, lo que quiero es justicia. Ya me resigné a andar toda la vida con ese carajito rosado pa’rriba y pa’bajo, ni modo. Pero ha sufrido, y ahora que sé que el Presidente es el responsable, no descansaré hasta ver que se me haga justicia. Ese niño no quiso nacer así: ese carajito se merecía una vida normal. Que hubiera nacido blanquito o negrito, me da igual; ¿pero rosado, coño? Esto no se va a quedar así” dijo Julián. “¡Exijo justicia!”

cargando...