Nacionales |

Los pensamientos de Hugo


“Que fastidiso el regalo de Rosinés, ¿Qué voy a hacer con un marco de fotos hecho de pasta corta y escarcha”.

“Si voy a la próxima cumbre con la mano puesta todo el tiempo aquí? jeje, si invento vainas”.

“¿Esta es la programación de Ávila TV? Debí haber sido beisbolista de pana”.

“Quiero un gorrito como el de morocotopo”.

“Coño, me puse una franela verde, se me olvidó… la apuesta eran diez años seguidos usando rojo… espero que Miquilena no se acuerde… ¡Bueh, Miquilena, qué importa! ¡Si me viene a cobrar lo meto preso!”.

“Co! Se me olvidó pasar buscando a Aristóbulo para darle la cola a su casa… bue, que se vaya con Jessi”.

“Ay coño, eso no es un pisapapel, era la morrocoya”.

“Bestia, esto de llenar la planilla del SENIAT es demasiado complicado. ¿Esto lo tiene que hacer todo el mundo? Con razón la recaudación es tan baja. Nota mental: Simplificar el pago de impuestos y culpar al imperio de algo”.

“Co! Se me olvidó acabar con los niños de la calle… yo sabía que había una promesa del año 99 que no había cumplido!”.

“Una mano en la cabeza, otra en la cintura, dando vueltecitas, ¡si señor!”.

“Ajá… son siete fichas de cada número… ya está jugado el 4-1, el 4-2, el doble y el 4-6… ¿cuál falta? Piensa, Hugo, piensa…”.

“¿Cuánto me quedará de cupo en la tarjeta del Banco Industrial? Tengo que ir a Cuba y no sé si me alcanza para traerme algo”.

“¿Y la verruga? ¿Dónde está mi verruga? ¡Verga, no me la consigo! Esas deben ser vainas del imperio…”.

“¿Pablo Pueblo será familia de Paula C?”.

“¿Qué habrá sido de la vida de aquellos Didaven que usaba para hacer educación física? ¿Adónde los habré puesto?”.

“¿Será que a Obama no le gustó el cassette que le mandé?”.

cargando...