Nacionales |

Radios censuradas censuran rumores de censura o autocensura


Según un reconocido analista –cuyo nombre no develaremos porque, mmm, porque así nos lo pidió- en Venezuela la libertad de expresión no está amenazada. “Nada que ver, ¿amenazada? Claro que no lo está”. Luego bajó la voz, miró por encima del hombro y dijo: “Por ahí si hay un fantasma, algo que tiene que ver, aquí entre tu y yo, con la persecución y la represión oficial, pero bueno, claro, siempre que creas en fantasmas… ¿ese grabador está prendido?” afirmó el analista, y al cerciorarse que estaba siendo grabado, se despidió, no sin antes prometer que si mencionábamos su nombre, le daría nuestra foto a un sicario.

Ante estos rumores, quisimos indagar un poco más y consultamos a un directivo –no nos autorizó a decir su cargo, o su nombre- de un circuito radial, cuyo nombre no podemos mencionar. El directivo nos pidió ir a un parque, “porque las paredes escuchan, mi hermano” y una vez ahí, negó tajante y con vehemencia que su empresa esté actuando con miedo. “Nuestra reestructuración no es por miedo, nada que ver. Simplemente hicimos unos análisis de mercado, unos focus group, y nos dimos cuenta que resulta más rentable contratar periodistas que no sean de oposición. No es culpa nuestra que ellos cobren más caro” afirmó el directivo.

Un destacado locutor y periodista de oposición, que insistió mantener su nombre en el anonimato “porque estoy tramitando un crédito”, afirmó que a él, al igual que a muchos de sus colegas, no podrán callarlos nunca: “Jamás lograrán que dejemos de hablar. La única diferencia es que, a partir de ahora, hablaremos sólo de las cosas que el gobierno quiere que hablemos. Pero callarnos, ¿nosotros? ¡Por favor!” dijo, muy seguro de sí mismo.

Otro locutor, que pidió identificarse como “AC”, dijo que, por lo menos a él, nadie lo ha presionado: “Mis jefes me han pedido que siga siendo tal cual como soy, que no tenga miedo en lo absoluto. Y eso es lo que espero seguir haciendo”. Se disculpó con nosotros, al momento en que hacía un pase en vivo desde su helicóptero, donde reportó que “no había, para nada, tráfico en la hermosa y fulgurante ciudad de Caracas. Gracias a Dios que tenemos por fin autoridades que pusieron orden en este infierno”.

cargando...