Destacada Entretenimiento Uncategorized |

Invasores toman espacio vacante donde debería estar el cerebro de Paul Gillman

Un grupo de aproximadamente 25 familias, incluyendo ancianos y menores de edad, invadieron hoy el espacio vacante donde debería estar el cerebro de Paul Gillman, como una medida desesperada que pretende poner fin a su larga espera por una casa.

La señora Eulalia Quiroga, vocera del Comité Bolivariano de Damnificados ‘El Ché Vive, ¿porqué nosotros no?’ habló con nuestro pasante subpagado, a quien enviamos a cubrir la noticia apenas nos enteramos. “Mira mijo, nosotros no somos invasores; somos una comunidad civil organizada de damnificados por las lluvias, que estamos siempre buscando cualquier terreno ocioso para urbanizarlo, para resolver nuestros problemas, pues. Y desde hace rato venimos haciéndole seguimiento a las declaraciones de este fulano Gillman y bueh, nos dimos cuenta que este cerebro es terreno ocioso, es un espacio vacío que bien puede servirnos para nuestros propósitos. Lo mejor de todo es que cada vez que uno ocupa un terreno baldío, los oligarcas chillan; pero en la cabeza de este fulano nos metimos hace un par de días y nadie se ha quejado. ¡Cómo se ve que a nadie le duele la cabeza de este pana!” afirmó la señora Eulalia, mientras removía de las neuronas de Gillman el video de Adriana para poder echar en ese lugar los cimientos de lo que será un centro comunal.

Otro señor, que apenas se identificó con el nombre de Rafael, manifestó sentirse a gusto en el cerebro del insigne guerrero del rock nacional. “Mire mi llave, aquí donde usté me ve, este cerebro tiene un poco de neuronas quemadas, y se ve que hay zonas que están bien jodidas, me imagino que por tanto abuso; pero no hay nada que la comunidad organizada no pueda mejorar. A esto le entramos con brochitas, con una pinturita, con machetes y a la vuelta de una semana te dejamos esto bien adecentadito, porque uno tiene muchachos y no quisiera que estuvieran jugando al lado de las neuronas de este señor, ¿verdá? Eso sí, no me quejo, porque así y como está este celebro, en estas condiciones tan precarias, está mucho mejor que el refugio adonde nos tenían. Así que ya esto es ganancia. Señor presidente, ayúdenos. Aquí este cerebro tiene un montón de espacio vacío: usté que se la pasa quejándose que no hay espacio para construir, aquí podemos levantar un montón de casas, de edificios. Apruébenos la platica y nosotros mismos somos, con estas mismas manos levantamos aquí tremenda urbanización” dijo Rafael, mientras hacía una hoguera con unas banderas de rock nacional para quemar los recuerdos de la canción Batalla de Carabobo.

Voceros del Gobierno Nacional se manifestaron: “Mira, sabemos que esa gente está desesperada, pero ahí en ese cerebro no podemos construir. No podemos aprobar recursos para construir ahí, esa es una zona muy inestable. Hoy está firme con una ideología, mañana se cuadra con otra, pasado mañana con otra y eso es un peligro. Lo lamento por ese grupo de ciudadanos, pero no pierdan la fe. De aquí al 2065 le daremos su casita. ¡Sigan votando!” afirmó Ricardo Molina, ministro de Vivienda. “Sigan votando”.

cargando...