destacadas home Horóscopo |

Especial: Horóscopo de Semana Santa


Aries: A pesar de fingir un dolor de estómago bestial, te obligarán a ir a misa de todas maneras. Mientras el padre ofrece su sermón reflexionarás sobre porqué no había ni una sola mujer durante la última cena y llegarás a la conclusión que hubieses preferido no pensar. Igual, no se la cuentes a tu madre, porque te sacaría de su testamento. Tu frase: ¿Vamos a Hooters?”

Tauro: No te has confesado desde que hiciste la primera comunión. La última vez que pisaste una iglesia fue para casarte. Tuviste múltiples relaciones sexuales antes del matrimonio. Crees en la evolución. La única oración que te sabes es el padre nuestro, y a duras penas; por la mitad lo tarareas: “santificado el fruto de tu bbzbsbbzbzbbzesú”. Tu frase: “¡Gracias a Dios es Semana Santa!” Ni siquiera Ratzinger está más alegre que tú en estos días. Considera comenzar a celebrar Hannukah.

Géminis: Últimamente estás al borde y juraste que te echarías la pea de tu vida en Margarita. Cumplirás tu juramento a punta de caipiriñas. Vomitarás hasta el alma. Se te velará la película por completo. Jurarás más nunca tomar en tu vida. Tu frase: “No recuerdo nada mi vida, te juro que no pasó nada con Miguel”.

Cáncer: Irás al aeropuerto y te sorprenderás al ver que todo funciona perfectamente. Tu vuelo para Fiji saldrá a tiempo. Te tratarán de maravilla en primera clase y el vuelo se te pasará casi sin darte cuenta. En tu suite con vista al mar te esperarán unos masajistas cortesía del hotel. Saldrás de compras y tu cupo CADIVI te bastará para todo lo que te dé la gana. Cenarás mero al vino blanco y pi… pi… pi… pi… pi… pi… pi… pi… pi… Tu frase: “Maldito despertador, estaba soñando que no era venezolano.”

Leo: Una hora por las empanadas de cazón. 45 minutos para que te atiendan en la licorería. 40 minutos más para que la jeva compre protector solar. Hora y media por el peñero. Llegarás a la playa casi al mediodía, y estará nublado, con ganas de llover. El único lugar disponible en toda la playa será entre los carajos que se empanizan y juegan raqueta casi sobre tu toalla, y los dueños del simpático Mucuchíes que se sacude cada cinco minutos. Tu frase: “Odio mi vida”.

Virgo: Una guarapa artesanal te hará desearle la muerte a la humanidad al día siguiente. Si crees que ese ratón es lo peor que podía pasarte en Semana Santa, espera a que pises –descalzo- un pupú de perro en la playa: en tu pecho brotarán sentimientos que harán palidecer a los de cualquier rango alto de Al Qaeda. Tu frase: “La semana santa del año que viene me quedo trabajando, lo juro”

Libra: Después de varias cervezas, te acostarás a dormir en la playa con las manos debajo de la cabeza y te echarás una quemada bestial en las axilas que te impedirá bajar los brazos normalmente en una semana. Tus amigos más cercanos pasarán una semana muy divertida burlándose de ti cuando empieces a pelarte y los pellejitos se queden pegados de tu desodorante. Tu frase: “Esta es la peor semana santa de mi vida”.

Escorpio: Conocerás a una chama divina, pero con un único defecto: querrá sacarte unas espinillas de la espalda en la playa, delante de todo el mundo. Luego de un par de días con ese intenso debate moral en tu cabeza, exigirás respeto por tu espalda, la jeva se irá, no te dejará el teléfono, te chalequearán igual y probablemente te habrá pegado un herpes o algo por el estilo. Tu frase: “Al menos fui el único que tuve algo en esta semana santa”. Aciclor contigo.

Sagitario: Querrás convencer a todo el mundo que estás ayunando para entender mejor al sufrimiento de Cristo, pero que va, los gruñidos de tu estómago te delatarán: tienes que buscar la manera de sacarte esa hambre vieja de encima. Y de dejar de inventar esas excusas tan chimbas. Exígele a tus panas que dediquen algo de la vaca a comprar por lo menos una bolsa de platanitos. Tu frase: “Al menos me mantengo en la línea”.

Capricornio: Cuando tus amigos lleguen el domingo en la noche con cara de haber pasado 10 horas adentro de un carro, procura no decirles comentarios del tipo “Fui de El Paraíso a el Hatillo en 20 minutos” porque podrías desatar una pequeña guerra mundial. Más bien trata de darle una palmada en la espalda, por más grande que sea la quemada, preferirá eso a tus comentarios sobre lo sabrosa que estuvo Caracas. Tu frase: “¿De Higuerote para acá? ¿Diez horas apenas? ¡Te felicito!” Y le sueltas la palmada.

Acuario: Comerás carnes rojas el viernes santo y te morirás inmediatamente por combustión espontánea. Al llegar al infierno te darás cuenta que la cosa no es tan mala como decían y te sorprenderá que tu tarjeta CADIVI sólo es aceptada para compra de alcohol, drogas, prostitutas y sicariato. Tu frase: “Ni de vaina me pelo esa parrilla”

Piscis: Tardarás 6 horas para llegar a Río Chico. La playa estará demasiado llena, y te tocará al lado de un grupo que escucha Olga Tañón remezclado a todo volumen. Te robarán los rines del carro. Se irá el agua en el apartamento de la playa y tendrás que quitarle el salitre con tobitos. ¿A eso llama el necio ese vacaciones? Tu te mereces más que eso, mi reina. Te hubieras venido conmigo para Curazao. Ni siquiera CADIVI me hizo pasar trabajo.

cargando...