Destacada destacadas home Nacionales |

Comisión de la cuarta y miembros de la CIA coinciden en saboteo a subestación eléctrica

Una subcomisión saboteadora integrada por políticos trasnochados de la cuarta república tuvo un fuerte encontronazo con un equipo de demoliciones controladas pagado por la CIA, que para el momento se disponía a abrirle un hueco a una de las represas que surten de agua a toda la región capital.

El enfrentamiento tuvo lugar en las afueras de Charallave, población cercana a la capital. De acuerdo a testigos, al verse descubiertos mutuamente, la primera reacción de ambos equipos fue la de negar por completo los hechos. Sin embargo, la desconfianza comenzó a aflorar de inmediato, cuando Tim Jones, uno de los integrantes del equipo de la CIA, fue acusado por el militante de AD Adrián Alberto Rodríguez de quitarle uno de los tornillos a su escalera. De inmediato, Rodríguez procedió a cruzarle la polaridad a uno de los taladros de la misión de la CIA, lo que causó un cortocircuito al momento en que uno de los miembros de este equipo intentó perforar una de las tuberías del acueducto Tuy IV.

Las acusaciones iniciales se fueron caldeando, y dieron paso a una confrontación total, luego que algunos de los efectivos de AD y COPEI encargados de dañar los picos de las gasolineras dinamitara por error a una de las jaulas donde estaban los ratones y cucarachas que el equipo del Imperio pensaba infiltrar en los depósitos de comida de MERCAL. “Esto es inaceptable, entre nosotros no deberíamos estar peleando, ya que ambos grupos tenemos la misma finalidad; pero el problema es que hay un conflicto de egos muy grandes. Esto es como la película Tormenta Perfecta, nunca antes había visto algo así” afirmó Richard Beech, experto estadounidense en el saboteo de sistemas informáticos. “Ya yo había logrado piratear el wifi de un vecino para instalar un complicado programa que hace que la página de CADIVI no otorgue sino 5 cupos al día, cuando uno de estos ineptos adecos me tiró un whisky de 12 años en el laptop. Me lo dejó inservible” se quejó amargamente el técnico de la CIA.

“Yo no sé que te contaron los gringos estos, pero nosotros no comenzamos, mi pana. Esta área se supone que era la nuestra” comentó Pedro Felipe Guerrero, experto en demoliciones, mientras abría huecos con un destornillador de estrías en la Autopista Regional del Centro. Carlos Andrés Ramírez, compañero de sabotaje de Guerrero, añadió lo siguiente: “Ellos en teoría se iban a encargar solamente de entrenar malandros, no sé que tienen que estar haciendo ellos metiéndose con los acueductos. Como si aquí los venezolanos no fuéramos capaces nosotros mismos de hacer un buen saboteo” dijo Ramírez, mientras le echaba azúcar a los tanques de las patrullas que entregó el mes pasado el gobierno a una alcaldía del sector.

Un vocero del gobierno, que exigió permanecer en el anonimato, confirmó el enfrentamiento. “Algo así era inminente, nosotros sabemos que desde hace doce años, apenas se instaló el gobierno bolivariano, hay cuadrillas de intereses nacionales e internacionales saboteando nuestros servicios básicos. Lo sabemos, lo que pasa es que nosotros no hacemos nada para detenerlos porque no queremos que la gente diga que somos un gobierno que reprime”.

cargando...