Horóscopo |

El Horóscopo Bipolar


Aries: Ya llegamos a febrero y todavía no has empezado a hacer ejercicio, no has dejado de fumar, no has ahorrado la tercera parte de tu sueldo, no has parado el pico, sigues con la bebedera de diciembre, no has empezado a buscar un trabajo mejor y sigues, en definitiva, aplazando todo “para mañana”. Buena decisión: hacer todo eso en un solo mes cansa demasiado. Por algo el año trae doce. Relájate, sigue rumbeando, pero eso sí: invita. Tu frase: “¡Por fin un horóscopo la pega!”

Tauro: Mientras comes un sánduche en la cocina de la oficina un compañero calentará un arroz a la marinera que dejará tu ropa hedionda a pescado por el resto de la tarde. Te recomiendo vengarte “accidentalmente” botando una coca cola fría sobre él. Así lo condicionarás y más nunca llevará paella a la oficina. Tu Frase: “No mi amor, no fui a almorzar a la Candelaria”.

Géminis: Reencuentro con “amiguita” del pasado desata fogosa pasión desenfrenada. Si bien la pasión no conoce límites, tu tarjeta de crédito sí. Recuerda todo lo que te alegraste en diciembre cuando usaste todo tu aguinaldo para poner la tarjeta en cero y que juraste solemnemente pasar el 2009 sin deudas. Tu frase: “El Aladdin está carísimo… ¡pero eso se paga luego!” Tu número: revisar último estado de cuenta.

Cáncer: Nuevamente tendrás pesadillas donde Henry Ramos Allup canta “My Way” semi desnudo recostado de un piano de cola. Recuerda, si aceptas bailar con José Tadeo Monagas te vas a despertar ahí mismo y podrás ir al baño. Sin embargo, si decides jugar el partido de péscalo con tu profesor de gimnasia del colegio te orinarás en la cama, cuidado. Frase: “Una chistorrita antes de dormir no me cae mal”.

Leo: Durante los últimos 10 años has aplazado las vacaciones “porque estoy en medio de un proyecto importante” y que además decías a todos que no ibas a pedirlas “para quedarte como un pendejo en el país”. Ahora que reuniste el dinero, cuando ya no puedes más, el cupo CADIVI no te alcanza ni para Río Chico en carnavales. Cuando pienses en todo el esfuerzo que has hecho por la oficina, recuerda que tu jefe sí se va de vacaciones todos los años. Tu frase: “Pero ya verás, cuando me asciendan, que el sacrificio valió la pena”. No te extrañe que tus amigos se rían de tí.

Virgo: Es hora de dejar la intensidad: sí, Slumdog Millionaire es aceptable, pero oír todo el día el sountrack puede convertir a tus compañeros de oficina en asesinos seriales, y peor aún, del tipo que disfruta las torturas previas, como el descuartizamiento. Cambia el disco o ponte unos audífonos. Ellos no tienen la culpa de sus repiques de Daddy Yankee, es el sistema que los hizo así. Tu frase: “¡Qué ladilla trabajar con esta gente tan banal y terrenal!” Pendejo(a).

Libra: Has intentado de todo. Nada funciona contigo: cada vez que te ves en el espejo te ves más gordo(a). A grandes problemas, grandes soluciones. Ha llegado la hora de tomar una decisión, y esta debe ser drástica, contundente; las circunstancias lo ameritan: En una tienda de trucos que queda en la Candelaria venden espejos que te hacen ver más flaco(a). Tu frase: “Voy a escribirle al Chigüire para que me mande la dirección”. (Acompañar el email con comprobante de depósito, el monto que quieras).

Escorpio: ¡Por fin te dieron tu carro! ¡Después de año y medio en lista de espera! Pero, por favor, “refrena tu entusiasmo”: no a todo el mundo tiene porqué alegrarle saber que hay un carro más para la cola caraqueña. Frases como “¡Qué Dios te lo cuide!” pueden significar, a pesar de la dulce apariencia de la señora, cosas como “ojalá te lo roben y no aparezca más nunca”. La gente es así de mala, pana, pero en el fondo tienen razón. Tu frase: “Ojalá no me pidan la cola nunca”.

Sagitario: Se te olvidará el nombre del actor ese que sale en esa película… ¿sabes? La que es con este… coño, ¿cómo es que se llama?, que es en el desierto… a vale… bueno. Tu frase: “Olvidé mis pastillas para la memoria”.

Capricornio: Recientemente viste la última película de Jim Carrey, y te contagiaste de ese optimismo, de la energía que le da a la vida andar en esa actitud positiva, afirmativa, y decidiste imitarlo. Prometiste decirle que SÍ a todo lo que te pase por delante. Buenísimo, aplaudimos tu decisión, qué buena vibra. Sólo te pedimos dos cosas: primero, comienza a hacerlo después del domingo 15, por favor, y segundo, pregúntate a tí mismo si quieres anunciar en el Chigüire Bipolar. No te arrepentirás de ninguna de las dos.

Acuario: Hace unos días, después de pasar 15 minutos en la cola para pagar, hiciste la promesa solemne de no volver a pisar un Farmatodo en toda tu vida. Mal timing. ¿No me crees? Revísate discretamente: se te olvidó ponerte desodorante. En serio. Justo hoy que está haciendo un calor del demonio. Esta situación pondrá a prueba tu talante ético, tu fibra moral y la firmeza de tus principios. No te muevas muy rápido, si no quieres despertar el tigre que hay en tí. Tu frase: “Si vas a la farmacia, ¿me haces un favor?”

Piscis: Sólo quería decirte que empecé el 2009 con buen pie. La fortuna me sonríe. Te contaría más, pero ella me espera para ir a una discoteca. Te deseo, de todo corazón, lo mejor: que este pana te siga siendo infiel, que salgas en la lista de CADIVI, que te llamen a ser testigo de mesa y no te den ni un sandwichito, y que algún día te des cuenta de lo que te perdiste. ¿La frase? Este chigüirito se va adonde lo quieran más y mejor. Soy mucho camisón para ti.

EC Y JAR.

cargando...