Nacionales |

Guerra de minitecas deja 10.000 muertos en Higuerote

Autoridades de Protección Civil y de la Gobernación del Estado Miranda decretaron hoy la emergencia en esa entidad, luego que hoy se registraran 10 mil muertos y más de 150 mil heridos en una Guerra de Minitecas en una playa de Higuerote, en la que desde ya se considera la peor arremetida de mala música jamás escuchada en ese estado y uno de los peores desastres en la historia de Venezuela.

Uno de los sobrevivientes, quien prefirió mantenerse en el anonimato por pena a que sus amigos sepan que asistió a evento de esta calaña, confirmó los rumores de que el suceso fue un desastre desde el principio: “Mi pana, es que no te imaginas… Apenas entramos se notaba que era una cosa nichosa y tierrúa, daba peligro; pero nadie imaginaba que la vaina iba a ser una guerra de minitecas al estilo old-school. Empezó una miniteca llamada Tony’s Display, que se destacó con Mambo number Five, nada muy muy grave. Pero pelo a pelo se les fue yendo la mano… cuando pusieron “Eléctrica Salsa” la gente empezó a huir, y en lo que la mezclaron con “el Hacha” ya era demasiado tarde, la vaina era un holocausto. Por la salida estabamos rodeados por una miniteca llamada Scalibur, sí, así, con S, que nos arrinconó con “Caracas de Noche”, fue horrible” afirmó el joven, mientras se partía en llanto y se acurrucaba en posición fetal.

“Fuimos pocos los sobrevivientes. Nosotros no queríamos eso, brother, en realidad nadie quiere esa vaina… solo queríamos tripear, jamás nos esperamos la hora loca ni “La puta de la cabra, la puta que la parió”. Pensábamos que era una rumbita y ya. Pana, lo que se vivió en ese sitio es de terror. Cada vez que cierro los ojos veo la cara que puso la jeva que estaba conmigo cuando comenzó a sonar la canción de los Orozco. Pobre jeva, ¿qué habrá sido de su vida?” tarareó el joven mientras se tiraba al piso convulsionando.

Anderson José Rivas dijo que vivió uno de los peores momentos de su vida, en lo que debería haber sido una agradable jornada con los panas. “Fui por el vacilón y tal, pero chamo, ¿a quién coño se le ocurre esa vaina de 10 minutos seguidos de Pa-pa-pa-namericano? Milagro es que no hubo más muertos” afirmó Rivas, quien confesó que logró salvarse cuando se arrojó a la playa y nadó 60 metros bajo el agua, mar adentro. “Cuando salí a tomar aire, me volteé y fue un espectáculo grotesco, chamo. Cuerpos flotando en la playa, a merced de las olas… gente corriendo, brincando una encima de la otra. Y el desgraciado del DJ ni le paraba bolas a la desgracia que había ocasionado, imagínate que puso Marta tiene un Marcapasos. Una vaina mal, ese carajo debería estar preso”

cargando...