Destacada destacadas home Internacionales |

Palmer: “¿Qué más tengo que decir para que no me manden a Venezuela?”

“Chávez come pupú, José Vicente es un extraterrestre, las mujeres no son tan bonitas como dicen ¿Qué más tengo que decir para que no me manden a Venezuela?” Palabras de  Larry Palmer, embajador de EEUU designado para Venezuela.

“De verdad ¿Qué más tengo que decir?, he descargado contra todo el mundo, he dicho que apoyan a las FARC, que en las Fuerzas Armadas mandan los cubanos. He opinado hasta sobre farándula, diciendo que las canciones de Simón Díaz son malas y Laureano Márquez es un comediante mediocre, Mimí Lazo está acabada y Elba Escobar es mala actriz”.

Para safarse de su condición de embajador, Palmer también arremetiuó contra el deporte venezolano: “Adicionalmente no son tan buenos en el béisbol, lo único que hicieron fue caerse a palos en el lobby del hotel aquel, Cari-Cari nunca ha metido gol ¿qué más Obama? Chamo no me retes, de pana no quiero, además hace demasiado calor en está época, y eso que es invierno, no me hagas esto” declaró Palmer mientras mataba a un turpial con una china.

El diplomático aseguró sentirse impotente frente a la situación, “ya no me importa nada, estoy quemando mis últimos cartuchos para que no me manden, agarren ahí: las tajadas saben a kerosén, las playas no son las mejores del mundo, por favor Obama, mándame a cualquier país menos a Venezuela… ¿Tu sabes lo que es calarse una insultadera todos los domingos? Bueh, seguro sí sabes, eres Presidente de Estados Unidos, pero ya yo estoy viejo, mira estas canas. ¿Te has leído el librito de la CIA? ¿Sabes lo que es estar en esa vaina? ¿Sabes lo que es para un viejito como yo echarse un totumazo de agua fría encima? ¿Que me corten la luz en pleno Sportscenter? No vale, por favor, si insistes en esa idea yo seguiré hablando mal de todo el mundo: Iris Varela tiene el pelo como un escobillón, Leopoldo López tiene el pelo como el Super Agente 86, Carla Angola usa blusas feas, es un rollo comprar dólares, Diosdado tiene cara de Corleone, ¡no quiero! ¡No quiero Venezuela, por favoooor!” pidió a gritos el Embajador mientras quemaba un  muñeco de Fidel Castro con la camisa del Magallanes.

cargando...