Nacionales |

Las piedras de Trinidad comienzan a hablar


Chávez: “Hasta las piedras hablarán en Trinidad”

Por una de las ventanas de este saloncito al que llamamos cariñosamente redacción, hizo su entrada triunfal Sebastian Baydree, una de las piedras trinitarias invitadas por el presidente Chávez para hablar en la próxima Cumbre de las Américas. No la esperábamos, por lo que teníamos la ventana cerrada. Y partió el vidrio. Pero repuestos del susto inicial, y sorprendidos por la fluidez verbal de la piedra, nos sumergimos en una de esas entrevistas bizarras que pueden alegrarte un lunes después de un temblor.

Sebastien Badree (SB): Perdón por la ventana, “panita”. Pero esta clase de entradas triunfales no nos fallan a nosotras.

El Chiguire Bipolar (ECB): Tranquilo. Ni le pares.

SB: Es bueno estar de vuelta en Venezuela.

ECB: ¿Ya habías venido antes?

SB: Tengo un tío que vive aquí hace años. Vende helados.

ECB: OK, vayamos al grano. ¿Es cierto lo que dijo Chávez? ¿Van a hablar las piedras en la Cumbre?

SB: Desde hace más de un año venimos preparándonos. Hemos hecho eliminatorias regionales, y los que quedamos seleccionados hemos recibido cursos de inglés, español, portugués, dicción, reducción de acento, debate, oratoria, manejo del miedo escénico, modulación de la voz, expresión corporal. Sí, we are going to rock the Cumbre.

ECB: ¿Cómo nació esta idea de ponerlas a hablar a ustedes?

SB: Vainas de Chávez. La idea le vino hace tiempo, asomado por la ventana del avión. Pero de pana es de lo mejorcito que se le ha ocurrido, porque esta semana ha estado cabilla el hombre.

ECB: ¿De qué piensan hablar?

SB: De todo un poco. Soltar un chistecito para romper el hielo…

ECB: Me imagino que eso no debe costarles mucho.

SB: Si lo dices por la ventana, perdón, en serio.

ECB: No, no, te lo juro. Sigue, por favor.

SB: Por supuesto. Unas de nosotras, el grupo A, haremos una defensa apasionada del socialismo como alternativa ante la caída del capitalismo y la necesidad de integrar a toda América Latina para enfrentar como un bloque la actual crisis y la inferencia del Imperio. Otras, el grupo B, defenderán al capital y al liberalismo. Debatiremos, de altura, eso sí, y las conclusiones las pondremos en un papel para que la firmen los presidentes.

ECB: Suena como si ustedes fueran a hacer todo el trabajo, y ellos nada.

SB: ¿No es así siempre?

Justo en ese momento, un fuerte temblor interrumpió la conversación. Todos nos tiramos al suelo. Al terminar la sacudida, prosiguió la amena conversa.

SB: Desde hace años se viene hablando del descontento de mis colegas venezolanas. Yo no me tomaría a la ligera movimientos como los de ayer. Mira que cuando las piedras deciden hablar… no hay quien las detenga.

ECB: Y una vez pasada la Cumbre, ¿qué?

SB: Me imagino que nada, lo mismo. A lo mejor me tendrán por aquí vendiendo batibatis.

ECB: Jejeje. Te esperamos de vuelta entonces.

SB: Si va . Pero para la próxima, deja la ventana abierta.

EC.

cargando...