Breves Gente |

Para aprovechar que llegó el agua, vecinos y familia se bañan todos juntos

Dándole una nueva dimensión al sentido de vivir en comunidad, las familias que residen en el conjunto residencial “Bosque Lluvioso” vivieron hoy un momento mágico, que los unirá para siempre, pues aprovecharon la llegada del agua para bañarse todos juntos.

“ahora todos van a bajar donde Magalis, que tiene la ducha más grande, y así nos bañamos todos de una vez”

–Nurys Álvarez

La feliz iniciativa fue de la señora Nurys Álvarez, presidenta de la junta de condominio, quien convocó a todos a través de una hoja que pegó en en el ascensor, que decía: “Hoy baño comunal de 7 pm a 8 pm. Apartamento de Magalis (4-C). Se agradece traer su jabón y cholas”. “No, mijo. Teníamos que hacer algo, porque por un lado el agua nos llega esmirriaíta, con una presión que parece un hilito; y por el otro, la bomba está por quemarse, así que no podíamos seguir dando el agua así a lo loco, porque todos se meten a bañar a la misma hora y en 10 minutos ya se acabó. Así que ahora todos van a bajar donde Magalis, que tiene la ducha más grande, y así nos bañamos todos de una vez. Todos juntos, mujeres, niños, hombres. Por supuesto que da un poquito de pena, que le vean a uno las carnes, pero más pena da montarse con violín en el ascensor. Con esta medida —y el favor de Dios— uno llega a su casa limpiecito y aún queda agua pa’ fregar, bajar la poceta, hacerle los teteros a los niños y cualquier otra cosa” aseguró la señora Álvarez, mientras le restregaba detrás de la oreja al señor del 6-A.

Como nota curiosa, esta medida no solo logró ahorrar el consumo de agua de “Bosque Lluvioso”, sino también permitió que los vecinos Marian Blanco y Marlon Gonzalez pudieran encontrar el amor. “Yo pensaba que ella era una antipática, porque ni los buenos días daba, pero en lo que nos tocó compartir el pote de arroz chino para enjuagarnos me di cuenta de lo hermosa que es. Aunque lo que realmente me enamoró fue verla rindiendo el champú. Ahí sentí que la conozco de toda la vida. Y bueno entre agachada y agachada, lo que salió fue magia. ¡La amo! Todo gracias a esta ducha”.

cargando...