Nacionales |

Asesinato múltiple en Madrid después que alguien visitara sin llevar pirulines


El diario español El País informa que no haber llevado unas golosinas conocidas como “Pirulín” y “Toronto” fue el detonante de una pelea entre familiares que resultó en la muerte de 3 turistas venezolanos en el barrio madrileño de Ayala, ubicado en Madrid.

Las autoridades han informado que las víctimas son Francisco Gonzaga, Elena Alberti y el hijo menor de ambos, Juan Carlos Gonzaga Alberti. Por su parte, el autor del crimen es el hijo mayor de Francisco y Elena, Jesús Gonzaga Alberti, de 24 años. Jesús reside en España desde julio de 2007, a donde se mudó desde su Venezuela natal tras culminar estudios superiores de administración en una universidad local.

Los dos compañeros de cuarto de Jesús Gonzaga Alberti, quienes presenciaron el crimen, declararon a la policía que la disputa comenzó a las 15 horas, aproximadamente 30 minutos después de la llegada de la familia de Jesús al apartamento que compartían los jóvenes. Tras saludarse calurosamente, los Gonzaga Alberti hicieron entrega a Jesús de algunos obsequios típicos de su país natal, principalmente alimentos: 2 kilos de una harina especial para preparar sus tradicionales arepas, una botella de una bebida conocida como “ponche crema” y dos platos típicos conocidos como “hallacas”. No obstante, al señalar el joven inmigrante la ausencia de golosinas típicas conocidas como pirulines, torontos, cocosettes y varias otras, se inició una discusión que se acaloró hasta que el iracundo Jesús tomó un cuchillo y apuñaló a sus familiares hasta ocasionarles la muerte.

Familiares de los Gonzaga Alberti viajaron a Madrid para trasladar los restos de sus parientes de regreso a Venezuela. Sin embargo, estos familiares también tuvieron un percance con la policía española al realizar compras con los documentos de los difuntos intentando aprovechar una especie de cupo en divisas que permite su país, pero no se pudieron conocer más detalles sobre este incidente.

Móder.

cargando...