Nacionales |

Conviasa ofrece boletos a país imaginario que pasan en VTV

La aerolínea estatal Conviasa ofreció a sus clientes un nuevo destino turístico que promete ser un éxito entre los temporadistas del mundo entero: La Venezuela en paz que se ve a través de las pantallas de Venezolana de Televisión (VTV).

“Aquí no falta nada, nadie sufre, todo es hermoso”

–Adolfo Jiménez

En un comercial publicado en “el canal de todos los venezolanos menos los derechistas apátridas”, Conviasa invitó al mundo entero a conocer la Venezuela de VTV a través de un vuelo directo desde Maiquetía que aterrizará en el “Único y maravilloso, para nada en ruinas, estado Vargas, del máximo líder García Carneiro”. El vuelo tiene una duración de 4 horas, un sobrevuelo sobre Valencia y Barquisimeto para mostrar que no está pasando absolutamente nada, sino “fiestas y celebraciones gracias al gobierno bolivariano por regalarnos el mejor país”. El costo del boleto es gratis, ya que en esta Venezuela perfecta todo es gratis y funciona de maravilla. Además incluye una variedad de comidas que hace años no se ven en la “Venezuela que pinta la oposición”. La aerolínea también ofrece un servicio de transporte, hotelería y turismo y una advertencia migratoria ya que asegura que quienes visiten ese país, se van a querer quedar.

Adolfo Jiménez, encargado del área de turismo mágico de Conviasa, informó que “Venezuela es un país maravilloso por sus bellezas naturales, pero también por su ambiente tropical en absoluta paz y abundancia de comida, servicios, infraestructura. Basta darse un paseo por VTV para ver una muestra de ello y ahora gracias a Conviasa podrán visitarla. Yo fui uno de los primeros en hacer el tour y ahora estoy enamorado de ese país. Nada que ver con el que pinta la gente amargada. Aquí no falta nada, nadie sufre, todo es hermoso. Los invitamos con mucho gusto, vengan a conocer el país más seguro, con la mejor medicina y con la democracia más robusta del mundo, jejeje. Perdón es que me da risa un poco, pero vengan” aseguró Jimenez mientras sus ojos giraban hipnotizados.

cargando...