Internacionales |

Dios decide que sucesor de Rey Juan Carlos sea joven español desempleado

rey

Luego que Juan Carlos de España anunciara hoy su intención de abdicar su reinado, el mismísimo Dios ha señalado con su omnipotente dedo índice a Jorge ”Kokito” Zambrana, un joven desempleado español, como la próxima cabeza donde ha de reposar la corona española.

“A Felipe no le va afectar la decisión, ahora se va a poder ir de caza más a menudo con su papá, a burlarse de Iñaki y a callar gente”

— Dios

En declaraciones ante los medios angelicales, Dios aclaró su polémica decisión, que dejaría sin corona al sucesor legítimo de Juan Carlos, Don Felipe de Borbón y Grecia. “No entiendo el revuelo que se ha armado con esto; Jorge me parece una excelente escogencia. Además, ¿de cuándo acá tengo Yo, Dios, que andar explicando mis decisiones? ¿Qué quieren? ¿Qué les mande un terremoto? ¿Un tsunami? ¿Un populismo latinoamericano? ¿Ah? Mosca, pues. En España hay mucho desempleo, muchos jóvenes viviendo del paro. Por eso tomé la decisión, para crear empleo. Ya está bueno que Jorge se la pase de botellón, jugando fútbol o vagueando en un parque todo el día, buscando algún turista para asaltarlo. Yo estoy seguro que a Felipe no le va afectar la decisión, ahora se va a poder ir de caza más a menudo con su papá, a burlarse de Iñaki y a callar gente. Además, solo podía elegir a un solo hombre desempleado.”

español

                        Jorge “Kokito” Zambrana, asombrado por la decisión divina

“Kokito”, como llaman los amigos de la cuadra al nuevo Rey, aseguró sentirse muy entusiasmado con la decisión del Señor Padre Todopoderoso. “Hombre, que eso sí que no me lo esperaba, joder. A las 3 de la tarde me ha levantao la vecina de arriba, gritando que vio mi nombre en Antena 3, que ha sido el mismo Dios que me ha elegido para ser Rey. Ya perdí la cuenta de años que tengo buscando empleo, desahuciado, sin casa, sin muebles, viviendo del paro, durmiendo en el sofá de mi madre. Lo que me sorprende es que no soy muy católico. Ahora, prestadme unos eurillos, que me imagino que tendré que cortarme el cabello” aclaró Kokito a quien lo envolvía una nube de sospechoso humo blanco.

cargando...