Breves Nacionales |

Nosotros también estamos celebrando nuestro día así que te dejamos 20 chistes de Jaimito

Aunque parezca mentira, nosotros los redactores de El Chigüire Bipolar también estamos celebrando el Día del Trabajador, excepto el pasante subpagado que lo dejamos encerrado en la oficina. Sin embargo, tampoco somos tan malos, así que para que él pueda irse antes de las 10 a su casa, le permitimos compilar 20 chistes malos de Jaimito, para delicia de todos aquellos que comentaron “no me gustó” en alguno de nuestros 10 posts anteriores. ¡Feliz día!

—Jaimito, ¿podrías decirme con qué mató David a Goliat?
—Con una moto.
—¿Con una moto? No Jaimito, David mató a Goliat con una honda.
—Lo siento profesora, es que no memoricé la marca.

Después del primer día de clase de Jaimito, su mamá le pregunta:
—¿Qué has aprendido hoy, Jaimito?
—Pues por lo visto no lo suficiente, mamá, porque tengo que volver mañana.

El profesor de Lenguaje descubre a Jaimito distraído mirando por la ventana. Se dirige a él, diciéndole:
—¡A ver, Jaimito, dime dos pronombres!
—¿Quién? ¿Yo?

Este es Jaimito que ve a su tía y le pregunta:
—¿De dónde vienes?
—Del salón de belleza.
—¡Ah! ¿Y estaba cerrado?

El pequeño Jaimito pregunta a su padre:
—Oye, papá ¿güevon se acentúa?
—Con los años, hijo; con los años— le contesta el padre.

Jaimito está en el colegio. El director le dice:
—¿Qué quieres ser de mayor, Jaimito?
—Carnicero
Y el director le dice:
—¿Por qué carnicero?
—Porque en el colegio ya aprendí a hacer chuletas

Jaimito le pregunta a su padre:
—¡Papá, papá! ¿Qué hay entre las piernas de mamá?
—El paraíso.
—¿Y entre las tuyas?
—La llave del paraíso, Jaimito.
—Pues ya puedes ir cambiando la cerradura, porque el vecino también tiene la llave.

—A ver Jaimito, dime una palabra que tenga 5 íes.
Y Jaimito le responde:
—¡Pero profesora, eso es dificilísimo!
—Muy bien Jaimito, muy bien.

El profesor repartiendo las notas:
—Luisito, un veinte.
—Pedrito, un dieciocho.
—Juanito, un dieciséis.
—Jaimito, un cero.
—Oiga profesor, ¿Y por qué a mí un cero?
—Porque has copiado el examen de Pedrito.
—¿Y usted cómo lo sabe?
—Porque las cuatro primeras preguntas, están iguales; y en la última pregunta Pedrito respondió: “esa no me la sé” y tú has puesto: “Yo tampoco”.

La madre de Jamito, dice:
—Vamos a la peluquería.
—No… es que no tengo ganas.
—Pero Jaimito ¿por qué tienes miedo de ir a la peluquería?
—Porque hay una crema que te quita diez años y yo sólo tengo siete.

Profesor:
—Jaimito, dígame qué mineral es éste.
Jaimito:
—Es una piedra.
Los compañeros, susurrando:
—¡Basalto Jaimito, basalto!
Jaimito:
—¡¡¡UNA PIEDRAAAA!!!

La profesora le pregunta a Jaimito:
—¿Qué 5 libros te llevarías a una isla desierta?
—¡¡¿TENGO QUE LEER 5 LIBROS?!!

El profe más veterano le pregunta a Jaimito:
—A ver niño, ¿cuántos años crees que tengo?
—Discúlpeme señor, pero yo sólo sé contar hasta cien.

Entra un nuevo profe al curso y se presenta:
—Buenos días, mi nombre es Largo.
Dice Jaimito:
—No importa, tenemos tiempo.

Jaimito le dice a su padre:
—¡Papá, papá, tengo una noticia buena y otra mala!
—Dime primero la buena.
—¡Que he aprobado todas las materias!
—¿Y la mala?
—¡Que es mentira!

En la clase de Castellano la maestra le pregunta a Jaimito:
—Jaimito, en la oración: “María está disfrutando”… ¿dónde está el sujeto?
—Muy fácil, maestra, ¡encima de ella!

Extrañada de que su hijo regresara tan temprano de la escuela, la mamá de Jaimito le interroga:
—¿Por qué llegaste tan temprano de la escuela, hijo?
—Es que fui el único que levantó la mano en una pregunta del maestro.
—¡Muy bien, Jaimito! ¡Eres un niño tan estudioso! ¿Y cuál fue la pregunta?
—¿Quién le tiró el borrador al Director?

—Jaimito, ¿crees que la tecnología reemplazará algún día al papel?
—¡No lo creo profesora, no me veo limpiándome el culo con un iPod!

—Jaimito, ¿ya viste La Casa de Papel?
—Nojoda profesora, ¿usted también? ¡Qué ladilla!

–Jaimito, ¿Dónde esta su tarea?
–Viene en un avión de Conviasa.

cargando...